LO ÚLTIMO »

12:30 Digital Google prueba con un nuevo cuadro de búsqueda y se desvincula de Google+

12:25 Agencias Publicis informa sobre su posible compra de Criteo

12:24 Anunciantes Telefónica tiene vía libre para comprar E-Plus

11:38 Medios Antena 3 recupera el liderazgo en agosto después de seis meses

11:30 Medios Rona Fairhead será la primera mujer que presida la BBC

10:41 Agencias Leo Burnett hará la campaña de la lotería de Navidad y El Niño

16 noviembre 2011 · Anunciantes
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

A Danone se le vuelven a indigestar los yogures Activia, esta vez en Alemania

Los yogures Activia favorecen supuestamente la digestión, pero a su fabricante, la compañía francesa Danone, les resultan más bien indigestos. En 2010, la multinacional gala se vio obligada a modificar la publicidad de estos yogures en Europa y en Estados Unidos por considerar que ésta era de carácter engañoso. Y ahora los famosos yogures vuelven a convertirse en un quebradero de cabeza para Danone.

El origen del problema son esta vez los vasos utilizados por Danone para envasar los yogures Activia en Alemania. Tras una denuncia presentada por la Asociación Alemana de Ayuda al Medio Ambiente (DUH), Danone no volverá a promocionar estos envases, fabricados con poliláctido (PLA), como ecológicos.

En un estudio encargado por la propia empresa francesa, se demuestra que los envases de poliláctico no son menos contaminantes que los fabricados con petróleo. Pese a ello, Danone ya ha anunciado que seguirá utilizando los vasos de poliláctido para envasar los yogures Activia en Alemania, informa Horizont.

De acuerdo con la DUH, promocionar los envases de poliláctico, un material derivado del maíz, como menos contaminantes que los de plástico derivado del petróleo constituye un engaño para el consumidor, porque se sugiere veladamente que comprar yogures Activia supone una acción positiva en beneficio del medio ambiente, lo cual es completamente falso, explica Jürgen Resch, director de la DUH.

Previamente, Danone se había defendido de las acusaciones de la DUH asegurando que había desarrollado los nuevos envases de Activia en colaboración con la organización ecologista WWF por lo que la etiqueta de “envases ecológicos” era correcta.