LO ÚLTIMO »

16:00 Tendencias Se confirma la tendencia: aumentan las compras “a golpe de tecla” entre los españoles

15:30 Digital Google está pensando en permitir el acceso a sus plataformas a menores de 13 años

15:14 Anunciantes Beiersdorf “planta” a la Asociación de Agencias de Marketing tras las críticas recibidas

15:00 Publicidad ¿Es este el peor anuncio del mundo? La red opina que sí

14:30 Medios La policía de Ferguson arresta a un veterano fotógrafo de la agencia Getty

14:00 Digital YouTube Music Key podría convertirse en el “Spotify de Google”

14 mayo 2006 · Anunciantes
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

BMW, EMPRESA DE AUTOMOCIÓN LÍDER EN ESPAÑA EN RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

Nota de Prensa:

BMW se sitúa en el primer lugar entre las compañías automovilísticas en España en Responsabilidad Social Corporativa (RSC), según un estudio realizado por TNS Automotive (TNS Area en España), líder mundial en investigación de mercados en el sector de automoción.

En España, junto a BMW, otras empresas de prestigio como Volvo o Mercedes, ocupan también las primeras posiciones en Responsabilidad Social Corporativa. BMW también está en cabeza en Italia. Internacionalmente, otras compañías líderes han sido Michelin en Francia, Porsche en Alemania, Volvo Trucks en Suecia y Holanda, Toyota en Japón, Corea y Tailandia, Nissan en México o Shell en China, según indica este estudio internacional de Responsabilidad Social Corporativa llevado a cabo por TNS Automotive en 2006 entre 16.000 individuos de 16 países.

El objetivo del estudio es entender la percepción del público general sobre la contribución en actividades corporativas, medioambientales y sociales por parte de las compañías automovilísticas. Los consumidores puntuaron a las empresas pertenecientes a diversos sectores de automoción, como fabricantes de turismos, vehículos comerciales, motocicletas, neumáticos y empresas petroleras. Los resultados del estudio de TNS Automotive revelan que los consumidores de mercados emergentes, tales como India o China, valoran más estas compañías por su Responsabilidad Social Corporativa que los de mercados occidentales. Es más, el público de estos países espera que las corporaciones automovilísticas adquieran un papel activo en el desarrollo social y económico de su país, generando puestos de trabajo y mejorando la calidad de vida.

En relación con los patrones generales de compra, los resultados de este estudio señalan una gran disparidad en las actitudes generales hacia la RSC entre mercados emergentes y maduros. Un 85% de consumidores en Indonesia afirma haber comprado un producto o servicio específicamente porque era producido de un modo responsable, comparado con un 72% en España y sólo un 52% en USA.

Jaime Vicent, Presidente Ejecutivo de TNS Area afirma: “Nuestro estudio profundiza en la percepción que tienen los consumidores sobre la actividad y la contribución social de las empresas, que es distinta de la propia imagen empresarial. De hecho, hay significativas diferencias entre las percepciones de los consumidores de los mercados más maduros y los mercados emergentes. Los primeros valoran poco o negativamente la contribución del sector automovilístico en cuanto a generación de empleo local, debido a la deslocalización y continua pérdida de empleos, o su impacto medioambiental. En cambio, en los mercados emergentes, como por ejemplo China, India o Tailandia, donde el sector automovilístico está registrando un espectacular crecimiento, los consumidores perciben que estas empresas juegan un papel integrador en el desarrollo económico y social de su país.

Claramente, en los mercados occidentales más maduros, las compañías necesitan realizar importantes esfuerzos en la mejora de su reputación en Responsabilidad Social para aumentar su aceptación y vinculación con el entorno social en el que se mueven”.

Rémy Pothet, Director Internacional de TNS Automotive, sostiene: “Las grandes corporaciones son cada vez más conscientes de que la Responsabilidad Social afecta a su imagen de marca y, consecuentemente, al éxito de su negocio. Como resultado, muchas compañías están invirtiendo fuertemente en iniciativas de RSC, particularmente en esos mercados en expansión. Los resultados de nuestro estudio reflejan el crecimiento del interés del público en el campo de RSC y relaciona este interés con su comportamiento de compra –apoyando la inversión en RSC. Al repetir el estudio anualmente, las compañías automovilísticas podrán conocer cómo perciben sus actividades de RSC los consumidores y, por tanto, averiguar cómo estas actividades influyen en el éxito de su negocio”.

Jaime Vicent concluye: “Al igual que la imagen de marca, la reputación corporativa es juzgada por el público general y es un factor que va adquiriendo una progresiva importancia en las decisiones de compra del consumidor. Cuando una compañía fracasa en conectar con la sociedad, o es asociada a malas prácticas o falta de transparencia, a menudo sufre serias consecuencias que pueden acentuarse en época de crisis. Por el contrario, las corporaciones que construyen una buena reputación pueden aprovecharla como un “seguro social” que les podrá sacar de apuros en periodos difíciles. Los líderes en RSC identificados por este estudio están ya beneficiándose del valor de su inversión; ahora es un buen momento para que las restantes empresas mejoren su posición”.