LO ÚLTIMO »

08:45 Social Media Marketing El chico de Facebook que quería que todo el mundo se llevase bien

08:00 Publicidad 10 eslóganes de marca bastante “mentirosos”

18:00 Tendencias 10 habilidades profesionales que deberá tener en 2020

17:37 Gente María Fanjul (Entradas.com), nueva coordinadora de negocios online de Inditex

17:00 Marketing 1 de cada 3 “marketeros” pone suspenso en eficacia al marketing de contenidos

16:38 Gente Marcos de Quinto se convierte en el nuevo director global de marketing de Coca-Cola

29 diciembre 2012 · Anunciantes
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

Ford tira la casa por la ventana para dar nuevos bríos a la marca de lujo Lincoln

Mil millones de euros le va a costar a la conocida marca de automóviles Ford, reposicionar a su marca “hija” Lincoln en el mercado. Para ello va a sacar cuatro nuevos modelos de automóviles a la venta en el mercado americano en los próximos cuatro años. Con este proceder pretende llamar la atención del segmento de lujo y acercarse a una clientela más joven e interesada en nuevas ideas y productos. Este nuevo posible cliente tiene un alto nivel adquisitivo pero prefiere conducir un Audi que un Mercedes.

La crisis ha propiciado la creación de un nuevo tipo de consumidor, que ha cambiado su concepción del lujo: la mayoría escogen los productos según sus propias preferencias y no siguiendo qué puede impresionar a otros. Con este cambio en el panorama del lujo, Lincoln pretende hacerse un hueco en el sector cambiando su imagen y ofreciendo un nuevo producto a estos consumidores deseosos de innovación. Todo esto lo explicó Matt Van Dyke, jefe de marketing de Lincoln, en unas declaraciones a la revista Forbes.

Este cambio en Lincoln pretende comenzar en 2013, año en el que se comercializará el primer modelo MKZ de Lincoln. Para ir promocionando este gran cambio, Ford junto con el grupo WPP ha creado una campaña publicitaria que incluye cinco spots publicitarios, carteles, acciones online y un catálogo.

Otra importante estrategia es un spot de un minuto de duración que se proyectará en la Super Bowl 2013. Para ello, la fábrica de automóviles está trabajando con el cómico Jimmy Fallon que mediante Twitter anima a los consumidores a ayudar en la realización del anuncio. Todo es poco para conseguir que Lincoln se convierta en la bandera del nuevo lujo: “¿Necesita el mundo un nuevo coche de lujo? En realidad, no”. Así el lema de su campaña.

Imagen de previsualización de YouTube