LO ÚLTIMO »

13:30 Agencias Philips Ambilight apuesta por el formato cinematográfico en su nueva campaña con Afterglow

13:00 Tendencias Solo el 12% de las empresas basa su estrategia en la experiencia del consumidor

12:30 Social Media Marketing Opticalia lanza su nuevo catálogo interactivo en Instagram

12:00 Publicidad De esta original forma se anuncia un famoso sex shop alemán

11:15 Eventos y Formación Arranca el Programa Superior de Internet Business organizado por OMD@University y el ISDI

11:00 Medios Habrá que resintonizar la televisión a partir de mañana

28 enero 2011 · Anunciantes
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

Hollister, la tienda de ropa que no tiene dependientes, sino modelos

Sorpresa en Hamburgo. Con colas de más de 45 minutos, la tienda Hollister llama tanto la atención que la eterna espera por entrar no es un motivo para irse. Y es que los jóvenes alemanes prefieren esta marca sobre cualquier otra, ya que presenta la línea de ropa de moda.

Con una visión muy jovial, Hollister vende su ropa al estilo californiano, a pesar de que su origen sea de New Albany, Ohio. Los modelos de las campañas suelen tener un cuerpo esbelto y perfecto, utilizando como decoración ciertas prendas de la marca. Asimismo, las tiendas Hollister cuentan con la ayuda de un personal joven vestido con su última colección, pero ojo, no se trata de ayudantes de tienda, son exclusivamente modelos de la nueva colección. El único requisito para este trabajo es sonreír y tener un buen cuerpo. Interesante estrategia que tal vez marque tendencias, ya que al parecer esto es lo que engancha a los jóvenes: intentar verse como los chicos y chicas Hollister.

La idea de los descamisados modelos proviene de la misma casa de Hollister: Abercrombie & Fitch, la cual también es un éxito rotundo en Alemania y sin ir muy lejos aquí en España. Tan sólo con 11 años de funcionamiento, Hollister cuenta con 530 tiendas a nivel mundial, las cuales presentan excelentes cifras de facturación.

Sin embargo no todo es color de rosa. Al parecer, los modelos sufren de constante estrés, ya que su tarea principal es sonreir, verse feliz y moverse al son de la música. “Si a un modelo le pillan bostezando, está fuera, así de claro” comenta uno de los modelos de Hollister en Hamburgo. Sin duda, no es tan fácil como parece ser modelo en una de las cadenas más exitosas de Estados Unidos. Según el material aprendido en el curso para formar parte de este personal: “nosotros (Hollister) no hacemos publicidad, la única publicidad que tiene la empresa sois vosotros”.