LO ÚLTIMO »

13:30 Anunciantes Kojak, una de las muchas “víctimas” del cierre de Fiesta. Despídase con este recopilatorio

13:00 Social Media Marketing ¿Sabe por qué Facebook nunca ha creado un botón “no me gusta”?

12:45 Medios España es serieadicta: se sitúa como el segundo país consumidor de contenidos relacionados con las series de televisión

12:30 Digital El consejero delegado de Microsoft se compromete a igualar los sueldos entre hombres y mujeres

12:10 Anunciantes Vueling promueve el networking a 10.000 metros sobre el suelo

12:00 Anunciantes ¿Cuánto tardaron las grandes empresas en conseguir sus primeros 1.000 millones de dólares?

28 octubre 2011 · Anunciantes
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

Milla Jovovich sobrevive al fin del mundo en el calendario Campari 2012

Los mayas predijeron que el fin del mundo tendría lugar el 21 de diciembre de 2012. Ante la cercanía de esta temida de fecha, Campari ha decidido realizar un canto a la vida en su nuevo calendario 2012. El almanaque, protagonizado por lo modelo y actriz Milla Jovovich, lleva por lema “It’s the end of the world, baby!” (¡Es el fin del mundo!).

La devastación, la invasión de extraterrestres, los tornados y los impactos de meteoritos son los protagonistas del esperado calendario 2012 de Campari. Los escenarios del nuevo almanaque de la marca italiana son ciertamente porque “alegres”. En ellos destaca fundamentalmente una arrebatadora Milla Jovovich que, a pesar del inminente fin del mundo, aparece en todas las fotografías con una copa o una botella de Campari en la mano.

“Este año hemos querido superar todas las fronteras creativas”, explica Bob Konze-Concewitz, consejero delegado de Campari. “De la mano de Campari queremos aportar nuestra visión positiva una época de revolución. El estilo misterioso y cautivador de Milla Jovovich encaja a la perfección con este objetivo”, añade.

El calendario 2012 de Campari lleva el sello de la agencia italiana Euro RSCG Milán, mientras que las imágenes que integran el almanaque han sido tomadas por el fotógrafo francés Dimitri Daniloff.