LO ÚLTIMO »

19:00 Marketing Sumando estrategias para ir más allá del CRM

18:00 Tendencias 9 desafíos que podrían convertirse en el nuevo Ice Bucket Challenge

17:37 Social Media Marketing Facebook, el ojito derecho de los anunciantes en las campañas de “Social TV”

17:00 Social Media Marketing Así es como Twitter está haciendo que su timeline sea mucho más matemático

16:30 Digital Las mujeres no escriben en Wikipedia

15:47 Gente Sabrina Tahiri, nombrada nueva directora general de Social Noise

8 septiembre 2011 · Checklists
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

Las “cuatro P” del marketing ahora son las “cuatro C”

Así como el periodismo tiene sus “seis W”, el marketing nació con la combinación de cuatro P’s: Producto, Promoción, Plaza y Precio, muy importante en lo que se refiere al lanzamiento, desarrollo de un nuevo producto, o reposicionamiento.

Desde el comienzo de esta técnica de promoción de productos, esta fórmula ha evolucionado mucho, y esto se debe al reciente giro dado a poner el foco absoluto sobre el consumidor, ya que de él depende el éxito final de la combinación de estos conceptos.

Así, hay que cambiar esas cuatro P’s y sustituirlas por “las cuatro C’s”, que giran alrededor del cliente, de sus necesidades y satisfacción, dejando un poco de lado el producto en sí, ya que éste se amoldará a lo que el consumidor quiere:

1. El Producto por el Consumidor. Lauterborn propone cambiar el enfoque del producto hacia el consumidor, buscar a los consumidores y descubrir sus necesidades; y es entonces cuando se debe fabricar el producto a comercializar.

2. El Precio por el Coste-beneficio. La mejor relación en este binomio es una prioridad, por delante de la preocupación obsesiva por el precio, ya que el dinero –dice Lauternborn- es solo una parte del costo.

3. La Plaza por la Conveniencia. En estos tiempos de marketing online o a través del móvil, hay que estudiar atentamente la conveniencia del consumidor en su traslado para adquirir bienes o servicios más que en los canales más fáciles o convenientes para la empresa.

4. La Promoción por la Comunicación. Cuando la publicidad y el marketing pierden efectividad ante el bombardeo masivo, la respuesta es la comunicación. Se debe establecer una relación bi-direccional con el cliente, que debe ser un individuo con una necesidad que debe ser satisfecha, al tiempo que se cumplen los objetivos de la organización.