LO ÚLTIMO »

13:30 Agencias Philips Ambilight apuesta por el formato cinematográfico en su nueva campaña con Afterglow

13:00 Tendencias Solo el 12% de las empresas basa su estrategia en la experiencia del consumidor

12:30 Social Media Marketing Opticalia lanza su nuevo catálogo interactivo en Instagram

12:00 Publicidad De esta original forma se anuncia un famoso sex shop alemán

11:15 Eventos y Formación Arranca el Programa Superior de Internet Business organizado por OMD@University y el ISDI

11:00 Medios Habrá que resintonizar la televisión a partir de mañana

15 abril 2010 · Digital
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

Internet, un territorio habitado por “visitantes digitales” y “residentes digitales”

El triunfo de internet es inevitable y no se puede contener. “La avalancha ya ha comenzado”, sentenció ayer el profesor e investigador de tendencias Peter Kruse durante su intervención en Re:publica 2010, que reúne hasta mañana en Berlín a más de 2.500 bloggers, periodistas y activistas de la red.

Kruse, que desde hace años investiga las repercusiones sociales de la nueva Web 2.0, aseguró que en la sociedad digital nacida al calor de internet se está produciendo una escisión. La red es un territorio habitado por dos grupos de personas completamente diferentes: los visitantes digitales y los residentes digitales.

Los visitantes digitales son usuarios, que aunque muestran un manejo experto de internet, son capaces aún de distinguir el mundo “real” del mundo digital. Los residentes digitales, por el contrario, no distinguen ya la frontera que separa ambos mundos. Este estremecedor hecho explica, según Kruse, que todos los debates sobre internet que se celebran en la actualidad sean tan emocionales y den lugar a posiciones tan irreconciliables.

Por otra parte, el profesor confirmó los temores de muchos al subrayar que internet “es un ataque a las reglas establecidas de poder”. Hoy en día todo el mundo puede publicar en la red y lo publicado es difundido por aquellos que lo leen. “De esta manera, ciertos contenidos pueden tener en la red una repercusión inusitada. Ya no es necesario recurrir a los medios de comunicación de masas para tener relevancia pública”, dijo Kruse. Un ejemplo de esto último son los cantantes que cuelgan sus vídeos en YouTube y se convierten en famosos de la noche a la mañana. La otra cara de la moneda son las empresas que ven de repente su reputación arruinada por una incontenible avalancha de críticas procedentes de la red. “El poder se está desplazando del empresario al consumidor”, afirmó Kruse.

Ante esta situación, inquietante en muchos sentidos, ¿qué posición hay tomar? Peter Kruse advirtió que “sólo quien forma parte de la red tendrá oportunidad de entender lo que allí se está produciendo”. En este sentido, el profesor apostó por que los periodistas, los políticos y las fuerzas sociales tengan un papel activo en internet y no cierren los ojos a lo que aquí está ocurriendo.