LO ÚLTIMO »

17:00 Publicidad “Hagamos ‘creatividad’ y no la guerra”: 5 originales maneras publicitarias de utilizar un dron

16:45 Publicidad La presión publicitaria en TV sigue por encima de la de 2013 por quinto mes consecutivo con un 2,72% de subida

16:30 Tendencias 17 años de la marca Harry Potter, 17 años de beneficios (y sumando)

16:00 Publicidad Penélope Cruz se reafirma en su posición de reina de la provocación con un spot lleno de carne y sudor

15:45 Social Media Marketing Twitter se guarda bajo la manga una plataforma propia de vídeos

15:15 Digital España es el cuarto país en el que más usuarios han solicitado a Google “el derecho al olvido”

10 marzo 2012 · Digital
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

Las acciones de marketing más disparatadas con códigos QR

El código QR (Quick Response) fue desarrollado por el fabricante de automóviles Toyota para identificar correctamente componentes y piezas y así automatizar la logística. La matriz bidimensional de cuadrados blancos y negros está basada en un código binario. Aun con una pérdida de legibilidad del 30%, un código QR puede identificarse. Esto lo hace especialmente interesante para los teléfonos móviles con los que los consumidores se ahorran teclear la URL del sitio web. También puede incorporarse un logo que no ocupe más de un 30% de la superficie del código.

Las agencias de marketing ya han adoptado los códigos QR pero sus aplicaciones aún se ponen a prueba empíricamente. Esto da lugar a ideas cada vez más enrevesadas que a veces no podrían ponerse en práctica. Algunos de estos ejemplos pueden verse por WTF QR Codes o QR Code Fails.

Otros ejemplos interesantes son QKies, galletas que pueden enviarse como invitación a un evento siempre que los invitados con smartphone sepan lo que es uno de estos códigos. Tampoco faltan las tarjetas de visita para los más tecnológicos.

Imagen de previsualización de YouTube