LO ÚLTIMO »

18:15 Anunciantes 600 litros de Amstel Radler para Sinarcas, el pueblo más sediento de España

18:00 Publicidad Un hombre embarazado deseoso de “parir” protagoniza este divertido (y escatológico) spot de cereales

16:30 Digital Los adblockers siguen ganando terreno: ¿está en juego el futuro de internet tal y como lo conocemos?

15:30 Social Media Marketing Facebook presenta sus herramientas contra los vídeos pirateados

15:25 Gente Alberto Ibeas, nuevo director general de Diageo en España y Portugal

15:10 Medios Fútbol y cine, los programas favoritos para cerrar agosto

30 octubre 2012 · Infografías
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

Ante la avalancha de datos visuales llega ahora la “anti-infografía”

Es una idea triste y universalmente aceptada que cuando llegamos al final de nuestra vida no encontramos un cómputo de ella. Es algo inevitable y un tema bastante inquietante en el que se basa el trabajo del diseñador Marco Bagni. En esta línea ha creado un trío de animaciones que exploran vertiginosos y existencialistas conceptos como el tiempo, la perspectiva e incluso el sentido de la vida. Es una impresionante visualización de datos que no contiene información real pero que sí consigue formular la mayor pregunta de todas.

Una de las piezas, Getting Lost, es especialmente llamativa, con una descarga de infografías increíblemente complejas que para el espectador son totalmente absurdas. No hay ningún tipo de información oculta en el interior, por lo que está obligado a explorarlo por sí mismo.

“La razón (de la obra) no es proporcionar contenido ni hechos. La vida es un flujo infinito de posibilidades y creo que cada uno de nosotros crea su propio camino a través de todas éstas, siguiendo algo: el instinto, el amor, la pasión, lo que sea”, dice Bagni. “Pero al final, ¿qué tenemos, qué entendemos por vida? ¿Sabemos más de la vida desde que estamos inmersos en la era de la información? No estoy seguro de ello y por eso estos gráficos no tienen datos. Ellos representan todo, todas las experiencias de la vida”.

Este trabajo de Bagni forma parte de una categoría de datos abstractos (falsedades organizadas en barras, gráficos y cuadrículas que, en lugar de socavar la fe en los esquemas de la información, cuestionan si todas las infografías pueden responder a las preguntas más importantes en el universo, cosas como ¿qué hace que la vida sea única?”.

“Mi experiencia personal me dice que, cuanto más creo que sé lo que estoy haciendo y más control tengo de la situación, más estoy en realidad construyendo mi propio punto de vista sobre el mundo“, escribe Bagni. “Pero esto no es realmente nada en comparación con el mundo en sí mismo. Básicamente todo sucede en nuestras mentes”.