LO ÚLTIMO »

18:30 Digital El precio del iPhone 6 sube un 35% en Rusia tras la reapertura de su tienda online

18:15 Eventos y Formación Un blog dirigido por un antiguo alumno de ESIC, premio “Blogosfera de Marketing 2014″

17:30 Digital Curiosidades de internet: los rubios y los zurdos son más lentos haciendo clic

17:00 Agencias .@canalymedia e Irismedia se reparten la gestión de la cuenta de medios del Ayuntamiento de Madrid

15:30 Publicidad Esta campaña contra el Alzheimer “vandaliza” por una buena causa el resumen anual de Google

14:00 Social Media Marketing Los memes que más nos han amenizado el sorteo de la #LoteriaRTVE

27 abril 2012 · Marketing
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

#NMK12: Del punto de venta tradicional al parque temático del consumo

¿Cómo serán los puntos de venta del futuro? Y lo que es más importante, ¿qué espera el consumidor de los puntos de venta de los próximos años? A estas preguntas trataron de responder ayer Norbert Wittmann, presidente de Gruppe Nymphenburg, y Frank Rehme, de Metro Group, durante su ponencia en el congreso Neuromarketing Kongress 2012, celebrado en Munich.

En el futuro, las marcas deberán cuidar cuatro aspectos principales en el punto de venta: la tecnología, la multiplicidad de canales, el servicio, y la relación con el cliente. Al cliente actual y, más el del futuro, no se le conquista única y exclusivamente a través de un canal, sino de varios simultáneamente, recalcó Rehme. “Las marcas deben aspirar a hacerse expertas en el marketing multicanal”, añadió.

Para no desencantar al consumidor en su visita a los puntos de venta del futuro, las marcas deben desarrollar una estrategia basada en los siguientes cuatro pilares: la comunicación y la interacción, las experiencias multisensoriales, los códigos, y el acto de pasear y tocar los productos del punto de venta.

En el punto de venta del futuro, el consumidor demandará a las marcas más experiencias y menos control, explicó Wittmman. En los puntos de venta dominados por el ansia de control de las marcas, que son la mayoría en la actualidad, las principales emociones trasladadas al consumidor son el ahorro, la seguridad y la sencillez. Y el consumidor entra en estos puntos de venta con la espera de compra de manera cómoda y sencilla y a buen precio. Por el contrario, en los puntos de venta experimentales, aquellos que veremos en el futuro, las emociones dominantes en el consumidor son la creatividad, el individualismo y la variedad. Y el consumidor entra ellos con la intención de probar nuevos productos.

El consumidor del futuro exigirá a las marcas en el punto de venta más emociones y más experiencias, que no serán planas, sino de tipo multisensorial, recalcaron Wittmann y Rehme.

En los actuales puntos de venta son las marcas las que llevan fundamentalmente la batuta. Todo está controlado y, en este sentido, las experiencias del consumidor están también mucho más restringidas. En los puntos de venta del futuro, el “reinado” en el punto de venta será compartido por marcas y consumidores. Las marcas cederán terreno en favor del consumidor, que ganarán así en protagonismo, apuntó Rehme.

“Tocar, probar y experimentar”. Éste será el lema de los puntos de venta del futuro. El consumidor será el “rey” del punto de venta y podrá no sólo probar productos sino recibir sugerencias por parte de las marca. En los puntos de venta del futuro habrá, por ejemplo, máquinas en las que el consumidor podrá consultar recetas, aventuró Rehme. Los puntos de venta del futuro serán en realidad parques temáticos del consumo, concluyeron Wittmannn y Rehme.

Para ver imágenes del evento, pulse aquí.

Para el vídeo de la ponencia, pulse aquí.