LO ÚLTIMO »

16:30 Publicidad Las marcas prevén un crecimiento en la publicidad nativa

16:00 Agencias Las agencias deben recuperar la orientación hacia el consumidor

15:30 Digital El mercado de los wearables aumenta hasta un 40% a nivel mundial

15:00 Tendencias Los errores que no debe cometer en una campaña de Navidad

14:46 Digital Si las marcas quieren avanzar deben relativizar la “religión de la conexión”

14:30 Publicidad Google se convierte en inquilino de la mayor valla interactiva instalada jamás en Times Square

1 abril 2011 · Medios
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

10 tendencias que marcan la televisión en Estados Unidos

Muchos de las tendencias que vemos actualmente en la televisión europea vienen directamente del otro lado del charco. En una conferencia celebrada recientemente en Düsseldorf, el investigador alemán especializado en televisión Horst Stipp desgranó las principales tendencias que se observan hoy por hoy en el mercado televisivo de Estados Unidos. Horizont resume a continuación algunas de las más importantes:

1. Las nuevas tecnologías
En los últimos diez años se han multiplicado las tecnologías para el consumo de medios: la IPTV, el iPad, los reproductores y grabadores de DVD, y los smartphones.

2. El consumo televisivo no disminuye
El consumo televisivo está actualmente al alza, tanto en Estados Unidos como en Europa. No en vano, en Estados Unidos había en 1995 45 canales de carácter gratuito, y en el año 2008 eran ya 130. Si a estas cadenas se suman las de pago, hay actualmente más de 300 canales en aquel país. Muchos de ellos están apostando además por los contenidos en alta resolución y gracias a ello están atrayendo a más audiencia.

3. Fragmentación de la audiencia televisiva
Ésta es quizá la principal tendencia del actual mercado televisivo estadounidense. El 90% de los programas no alcanzan ni siquiera un 1% de cuota de mercado. Y con tan pocos espectadores, las cadenas no pueden permitirse el lujo de invertir en programas demasiado caros. Además, la importancia de los grandes canales televisivos también decrece. Hoy por hoy, las cinco principales cadenas televisivas de Estados Unidos suman tan sólo una cuota de mercado del 31%.

4. Los grupos específicos de público objetivo son cada vez más importantes
Hoy en día ya no se producen tantos programas de televisión para el gran público, sino que se apuesta por shows para grupos específicos de espectadores que pueden ser también rentables desde el punto de vista económico.

5. Los grandes formatos permanecen estables
Los formatos de éxito en las grandes cadenas de televisión de Estados Unidos demuestran tener un largo recorrido en la pequeña pantalla. Éxito de hace seis o siete años como American Idol, Mujeres desesperadas o Anatomía de Grey siguen triunfando actualmente en la televisión estadounidense.

6. Aumento del consumo de los contenidos bajo demanda
En Estados Unidos, los televidentes utilizan mucho más que en Europa los grabadores de DVD para ver contenidos televisivos en diferido. La serie The Office alcanza, por ejemplo, una cuota de audiencia del 44% en diferido.

7. Crece el consumo paralelo de internet y la televisión
Cada vez más telespectadores estadounidenses hacen un uso paralelo de internet y de la televisión. Un reciente estudio de Google y la NBC demostró que las búsquedas online sobre un parque temático aumentaron drásticamente tras la emisión en televisión de un spot sobre dicho parque.

8. Vídeo móvil
El consumo televisivo a través de los smartphones no ha hecho más que empezar, pero promete marcar el futuro de la televisión.

9. La importancia de los social media va en aumento
La publicidad en las cadenas clásicas de televisión sigue siendo importante para promover la discusión sobre las marcas en las redes sociales. Sólo con los “medios pagados” se pueden después conseguir “medios ganados” en la Web 2.0.

10. El futuro será aún más complicado
Actualmente, cada espectador se comporta de manera diferente y configura su propio consumo de medios en base a sus preferencias personales, puesto que la oferta mediática es muy amplia. En el futuro, esta tendencia se radicalizará más aún.