LO ÚLTIMO »

18:00 Medios ¿Harto de la televisión? Este viral le dará un puñado de buenas razones para no volver a verla

17:30 Tendencias A Barbie le pesan los años y su todopoderosa marca no es ya la que era tras más de cinco décadas de reinado

17:15 Social Media Marketing 5 consejos “marketeros” para sacar todo su jugo al verano en Facebook

17:00 Tendencias Cómo diferenciar a un buen jefe de uno malo a través de 12 características

16:30 Digital ¿Qué peligros encierran realmente los códigos QR?

16:15 Digital El consumo de contenidos a través de los dispositivos móviles pega un brinco del 25% en verano

25 febrero 2011 · Medios
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

AOL pondrá anuncios más grandes en el Huffington Post

AOL ya ha empezado a desarrollar su “Project Devil”, o “proyecto diablo”, después de meses de negociaciones con agencias y anunciantes para conseguir publicar anuncios más grandes que aumenten la efectividad de esta publicidad mientras se reduce el número de anuncios en las páginas. El Huffington Post, después de cerrar el acuerdo de compra por 315 millones de dólares, será el primero en experimentar con estos anuncios “diablo”, aunque se hará como prueba, ya que requerirán un rediseño de la página del diario, informa AdAge.

Este nuevo formato publicitario forma parte del plan de Tim Armstrong, CEO de AOL, de rediseñar internet disminuyendo el número de anuncios que se lanzan a los usuarios pero vendiéndolos a precios más altos. En los últimos años, la compañía recortó muchos de los banners que se publicaban en sus páginas, lo que resultó en una caída del 25% de los ingresos publicitarios desde 2009. Lo que se espera es suplantar estas páginas llenas de anuncios por emplazamientos premium, de altos precios, que atraigan a las compañías más centradas en la marca.

AOL asegura que varias compañías ya se han mostrado interesadas en este nuevo formato, aunque todavía ninguna lo ha implementado, ya que requiere un rediseño de las páginas web para que encajen con el nuevo formato, que ocupa cerca de un tercio de la página. AOL necesita además que otros medios adopten este formato para que los anunciantes y las agencias puedan empezar a crear los anuncios.

El formato “diablo” incluye varios módulos de contenido, imágenes, vídeo, Twitter feeds, integración con Facebook y su diseño hace que los usuarios puedan quedarse en la página mientras ven el anuncio. La tecnología para crear estos anuncios viene de la mano de Pictela, la compañía que AOL adquirió el año pasado. Además, AOL ya ha mandado este formato a la IAB para que lo apruebe como formato estándar, una decisión que se conocerá la próxima semana.

Toyota utilizó estos anuncios para la campaña del Highlander en AOL el pasado mes, y aunque los resultados son inconcluyentes debido a su corta duración, los ejecutivos aseguran que esta campaña fue más útil para los lectores que los emplazamientos online habituales. Por otro lado, la compañía de belleza Revlon utilizó las funciones de Pictela para incluir funcionalidades de Twitter y Facebook en sus anuncios, y los resultados fueron mejor de lo que esperaban. “Todo lo de compartir a través de Facebook fue muy consistente con nuestro mensaje de marca. Estamos reforzando nuestros productos a través de una conexión real con los consumidores, una que es emocional en lugar de sólo mostrarles algo. Tiene más significado”, afirmó Julia Goldin, directora de marketing global de Revlon.