LO ÚLTIMO »

08:15 Tendencias Estrategias programáticas, clave para las empresas de retail frente a los showrooms

08:00 Marketing 5 razones por las que su próximo fichaje “marketero” debería ser un millennial

18:30 Publicidad Las mejores Creative Minds, los spots publicitarios favoritos en España

18:00 Tendencias 35 golosos diseños de packaging más dulces que la miel

17:30 Publicidad Este entrañable spot japonés de crema de manos le hará llorar a mares

17:00 Social Media Marketing La economía sumergida de Instagram: los influencers intercambian fotos por champán y paseos en helicoptéros

30 mayo 2011 · Publicidad
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

La increíble historia de la publicidad subliminal

El nacimiento de la publicidad subliminal tal y como hoy la conocemos se remonta al año 1957, cuando el especialista en investigación de mercados James Vicary introdujo las frases “Eat Popcorn” (Come palomitas) y “Drink Coca-Cola” (Bebe Coca-Cola) en el metraje de una película.

Ambas frases aparecían impresas en un único fotograma y su duración era la suficientemente larga para que el espectador las leyera de manera inconsciente, pero demasiado breve para que éste se percatara de ello.

Los anuncios subliminales de Vicary lograron que las ventas de Coca-Cola y palomitas se incrementaran supuestamente en un 18,1% y un 57,8% respectivamente.

Sin embargo, después se demostró que los resultados del experimento de Vicary estaban en realidad alterados. Análisis más recientes han demostrado que los mensajes subliminales pueden afectar al comportamiento del consumidor, pero sólo de manera muy limitada.

Un estudio de la Universidad de Harvard llevado a cabo en 1999 empleó un método similar al utilizado por Vicary en 1957. Los investigadores recurrieron a un videojuego que mostraba a los participantes una serie de palabras en pantalla durante sólo unas milésimas de segundo. A una parte de los participantes se les mostraron palabras positivas como “sabio”, “astuto” o “experto”, mientras que a la otra parte se les mostraron palabras con connotación negativa como “senil”, “dependiente” y “enfermo”.

A pesar de que las palabras aparecían en pantalla sólo durante unas milésimas de segundo, los investigadores constataron que los participantes que vieron palabras positivas acabaron el juego significativamente antes que aquellos que fueron expuestos a palabras negativas.

A día de hoy sigue, no obstante, sin estar claro hasta qué punto influyen o no los mensajes subliminales en las decisiones del consumidor. Para comprobar si es o no así, Business Insider recoge a continuación varios anuncios con mensajes supuestamente subliminales:

1. Coca-Cola

2. Intel

3. Coca-Cola – El Señor de los Anillos

4. Swensen’s


5. August Bullock

6. Dickies

7. KFC


8. McDonald’s

9. Heineken

10. George Bush contra Al Gore – Mensaje subliminal con la palabra “rats” (ratas)

11. Burger King

12. Chevrolet Impala

13. Dodge