LO ÚLTIMO »

16:30 Anunciantes Ponemos nombres y apellidos a las marcas más “pecadoras” (y merecedoras de acabar en el infierno)

16:15 Agencias Turkish Airlines y OMD conectan viajeros en las redes sociales

15:00 Digital Swatch se calza el apellido ‘inteligente’ lanzándose al mercado de las tecnologías ‘que se ponen’

14:34 Agencias Dentsu Aegis Network compra la mayoría de las acciones de la agencia india Milestone Brandcom

14:07 Digital La homepage de Amazon se prueba un nuevo “vestido” en Estados Unidos

14:03 Tendencias Las imágenes ganan terreno en las entradas de los bloggers

30 mayo 2011 · Publicidad
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

La increíble historia de la publicidad subliminal

El nacimiento de la publicidad subliminal tal y como hoy la conocemos se remonta al año 1957, cuando el especialista en investigación de mercados James Vicary introdujo las frases “Eat Popcorn” (Come palomitas) y “Drink Coca-Cola” (Bebe Coca-Cola) en el metraje de una película.

Ambas frases aparecían impresas en un único fotograma y su duración era la suficientemente larga para que el espectador las leyera de manera inconsciente, pero demasiado breve para que éste se percatara de ello.

Los anuncios subliminales de Vicary lograron que las ventas de Coca-Cola y palomitas se incrementaran supuestamente en un 18,1% y un 57,8% respectivamente.

Sin embargo, después se demostró que los resultados del experimento de Vicary estaban en realidad alterados. Análisis más recientes han demostrado que los mensajes subliminales pueden afectar al comportamiento del consumidor, pero sólo de manera muy limitada.

Un estudio de la Universidad de Harvard llevado a cabo en 1999 empleó un método similar al utilizado por Vicary en 1957. Los investigadores recurrieron a un videojuego que mostraba a los participantes una serie de palabras en pantalla durante sólo unas milésimas de segundo. A una parte de los participantes se les mostraron palabras positivas como “sabio”, “astuto” o “experto”, mientras que a la otra parte se les mostraron palabras con connotación negativa como “senil”, “dependiente” y “enfermo”.

A pesar de que las palabras aparecían en pantalla sólo durante unas milésimas de segundo, los investigadores constataron que los participantes que vieron palabras positivas acabaron el juego significativamente antes que aquellos que fueron expuestos a palabras negativas.

A día de hoy sigue, no obstante, sin estar claro hasta qué punto influyen o no los mensajes subliminales en las decisiones del consumidor. Para comprobar si es o no así, Business Insider recoge a continuación varios anuncios con mensajes supuestamente subliminales:

1. Coca-Cola

2. Intel

3. Coca-Cola – El Señor de los Anillos

4. Swensen’s


5. August Bullock

6. Dickies

7. KFC


8. McDonald’s

9. Heineken

10. George Bush contra Al Gore – Mensaje subliminal con la palabra “rats” (ratas)

11. Burger King

12. Chevrolet Impala

13. Dodge