LO ÚLTIMO »

09:53 Agencias Antonio Montero, director general creativo ejecutivo de Grey, deja la agencia

09:50 Digital ¿Es la “tasa Google” una puñalada en la yugular del periodismo?

09:45 Medios Los planificadores de medios tienen cada vez más presente el entorno digital

09:30 Digital Nestlé introducirá robots en sus tiendas como dependientes

09:00 Marketing Explorando el lado oscuro del marketing de contenidos

08:45 Publicidad En Francia los anuncios de Netflix son tan “listos” que reaccionan a lo que acontece a su alrededor

24 julio 2011 · Publicidad
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

La polémica campaña “Got Milk?” finaliza antes de lo esperado por el debate mediático provocado

La campaña “Got Milk?” fue presentada el 11 de julio por el Consejo de Procesadores de Leche de California y su agencia de publicidad Goodby, Silverstein & Partners en San Francisco. El contenido de la campaña se basaba en cómo los hombres sufren junto con las mujeres los efectos del síndrome premenstrual.

La pieza central de la campaña, que declara que “la leche puede ayudar a reducir los síntomas del síndrome premenstrual”, y que se desarrolló en la página everythingidoiswrong.org, ha recibido multitud de críticas y comentarios acerca del tono de sus anuncios.

Por este motivo, el microsite, programado para vivir hasta finales de agosto, ha sido remplazado por otro denominado gotdiscussion.org, que pretende fomentar las conversaciones sobre la campaña y proporcionar información sobre cómo beber leche puede ayudar a aliviar los síntomas del SPM.

“Nuestro objetivo no era ofender a la gente”, ha comentado Steve James, director ejecutivo de la junta de leche de California, “sin duda, se calculó mal el calor que iba a generar en la sociedad”. De hecho en el nuevo microsite hay un texto que indica que “lamentablemente, algunas personas encuentran nuestra campaña sobre la leche y el SPM inaceptable” y pide disculpas a aquellos que se sintieron ofendidos.

La página ofrece enlaces tanto a artículos que alaban la campaña, como a páginas que la critican. El objetivo ahora es “bajar la temperatura”, ha dicho James, “no tiene sentido mantener un sitio web que simboliza una bandera roja para algunas personas”.