LO ÚLTIMO »

13:30 Tendencias 14 refrescantes diseños de latas de cerveza que le ayudarán a calmar su sed creativa

13:00 Agencias ¿Abusan las agencias de medios de los “tejemanejes” en su relación con los clientes?

12:28 Anunciantes Inditex y Graphenstone se unen para “lavar la cara” a los edificios del gigante textil

12:15 Eventos y Formación Tendiendo puentes entre los variopintos microcosmos de la economía digital en dmexco 2015

12:00 Medios La guerra entre operadoras se da un respiro: Vodafone y Orange logran los derechos de la Liga y la Copa del Rey

11:45 Medios Mediaset España incrementa su beneficio neto en el primer semestre de 2015 hasta los 97,8 millones de euros

11 enero 2005 · Publicidad
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

NUEVAS TENDENCIAS PUBLICITARIAS PARA ESTE AÑO

Nuevo año, nuevas tendencias en el mundo de la publicidad. El alemán Oliver Perzborn, de Planificación Estratégica de la agencia de publicidad Jung von Matt, insiste en que es el mercado el que forma el marketing y no al contrario. Además, enumera las nuevas tendencias publicitarias.

·Yo. En estos tiempos en los que se incrementa la responsabilidad individual, los eslóganes colocan el “yo” en el centro de atención.

·Pasado perfecto. Cuando existe inseguridad se idealiza el pasado, por lo que algunas imágenes clave o eslóganes antiguos regresan.

·Nueva patria. Mediante la globalización, lo extranjero pierde su encanto y la publicidad redescubre lo nacional.

·La democracia de los consumidores. El desarrollo técnico permite a los clientes hacer desaparecer la publicidad. La respuesta es la calidad.

·Audiovisual. Los posters se convierten en pantallas planas y la publicidad cada vez es más ruidosa.

·El cliente agradecido. Los consumidores aceptan perfiles y agradecen la selección. Por ello, la publicidad tenderá más a situarles.

·Polarización. Personas con mucho dinero y poco tiempo frente a personas con mucho tiempo y poco dinero.

·Grupos de estilo en lugar de públicos objetivos. Sólo existe una idea general: la juventud de larga duración. Es decir, no cuenta la edad real, sino la que se siente.