LO ÚLTIMO »

11:30 Marketing La “gamificación” saca músculo en las estrategias de CRM de las empresas

10:40 Anunciantes Uber se convierte en proveedor de comida “bajo demanda” en España

10:10 Digital 8 novedades que nos ha dejado el Google I/O que no se puede perder

10:00 Publicidad Scrabble y su breve historia de amor a través de anagramas

09:45 Medios Netflix: así ha sido la gestación del titán que ha cambiado para siempre los hábitos televisivos

09:30 Digital La mala publicidad se queda K.O. gracias a este plugin

22 octubre 2011 · Publicidad
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

Publicidad radiofónica: ¿cómo dejar huella en el oyente?

¿Cuáles son claves para crear campañas publicitarias en radio que dejen realmente huella en el oyente? Ésta es la pregunta a la que trata de dar de respuesta un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Mediaplus Neuro:Impact. Según este informe, las 4 reglas de oro de la publicidad radiofónica son las siguientes:

1. Hombres y mujeres responden de manera diferente a la publicidad radiofónica
Las mujeres son más sensibles que los hombres a los contenidos relevantes y asimilan también mejor el mensaje escuchado. Para reforzar el recuerdo de la publicidad radiofónica en los hombres, es conveniente utilizar señales acústicas adicionales. Además, hay que tener en cuenta que los hombres son más receptivos a las voces femeninas que a las masculinas.

2. La edad importa
Mientras que los consumidores más jóvenes pueden almacenar fácilmente mensajes publicitarios acompañados de señales acústicas, los de más edad tienen más problemas a la hora de recordar cuñas publicitarias con jingles, ruidos y otros efectos sonoros.

3. Los inicios son importantes
Las cuñas publicitarias que se inician con música se quedan mejor grabadas en el cerebro del consumidor, tanto si éste es hombre como mujer.

4. Las cuñas que recrean imágenes perduran más en la memoria
Las cuñas que tratan de recrear imágenes a través del sonido son más memorables que los que hacen únicamente hincapié en la venta. Los hombres son los más receptivos a la publicidad radiofónica fabricada con imágenes, particularmente cuando se sienten personalmente interpelados por el mensaje.