LO ÚLTIMO »

18:45 Agencias Kepler22b colabora con el Rayo Vallecano en la conmemoración del 90 aniversario del Club

18:20 Eventos y Formación Ron Festival 2014: Una inmersión de 360 grados en el mundo del ron

18:00 Tendencias 15 geniales diseños en los que el packaging da con la horma de su zapato

17:30 Digital El 80% de las compañías considera clave las soluciones de “internet de las cosas”

17:24 Eventos y Formación Nace Youth Thinkin’, el nuevo foro de investigación que piensa con niños y jóvenes

17:10 Marketing ¿Referral Marketing o Marketing de Afiliación? ¡Ambos!

16 agosto 2011 · Social Media Marketing
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

4 principios para crear una campaña de publicidad social efectiva

La publicidad en cualquier tipo de plataforma, desde carteles publicitarios a televisión, pasando por banners, medios impresos o formatos online, es cada vez más social. Pero, aunque existen numerosos ejemplos de campañas de publicidad social muy sofisticadas, basada en tecnología muy innovadora y herramientas como Facebook Connect, crear una campaña de publicidad social está al alcance de cualquier anunciante, sea cual sea su presupuesto.

Si se crea una campaña de forma inteligente, será posible integrar las distintas actividades con los social media y, así, sacar mucho más partido a la inversión creando una comunidad a la que poder dirigirse en cualquier momento y hacer que la acción dure mucho más en el tiempo. Para entender mejor cómo llevarlo a cabo, Lauren Fisher ha repasado, en Simply Zesty, las claves para desarrollar una campaña de publicidad social realmente efectiva.

1. Utilice la plataforma adecuada
Al hablar de publicidad social, Facebook es lo primero que le viene a mucha gente a la cabeza pero, aunque es una plataforma excelente para las campañas sociales, no siempre es la mejor herramienta en la que centrar todos los esfuerzos publicitarios. Además, cuantas más marcas recurran a Facebook para promocionar sus productos y atraer fans, más cara será su publicidad.

Pero existen otras muchas plataformas que se pueden utilizar para la publicidad social. LinkedIn se abrió a los anunciantes el año pasado a través de una plataforma de autoservicio en la que se puede segmentar a la audiencia en función de distintas características demográficas, y se trata de una alternativa perfecta, sobretodo para las empresas B2B. Por otro lado, las redes sociales emergentes y las nuevas herramientas, como Foursquare u otras plataformas de geolocalización, pueden ser muy útiles para aquellos anunciantes con presupuestos más bajos, al mismo tiempo que ofrecen una gran visibilidad entre sus usuarios.

Lo interesante de estas nuevas plataformas es que no es necesario un gran despliegue técnico o de diseño para que sea efectiva, simplemente hay que entender el social media marketing y las nuevas plataformas con las que los usuarios están experimentando.

2. Combine los medios
Si quiere crear una campaña social realmente efectiva, el vídeo online puede tener un papel muy importante en ella. El consumo de vídeos online es cada vez mayor, por lo que representa una oportunidad única para hacer que tu anuncio cobre vida. La gente quiere que la publicidad no sea estática, que les entretenga y ofrezca contenidos realmente interesantes.

Pero para las marcas, el vídeo online es tanto una oportunidad como un reto. Las maracs llevan años creando vídeos publicitarios para la red, pero la relevancia de sus anuncios estará en su capacidad de actuar como medios de entretenimiento. Hay que divertirse, reírse de uno mismo y llamar la atención de los espectadores. Pero, más allá, hay que ser capaz de afrontar el esfuerzo de distribución de estos contenidos y la creación de campañas específicas para el vídeo que se publiquen en páginas como YouTube.

3. Su campaña tiene que tener una razón para ser social
Quedan pocos anuncios hoy en día en los que no se incluya una “f””o una “t” azul en la parte inferior, con las que los anunciantes tratan de dejar constancia de su presencia en los social media y dar un aspecto social a la campaña. Pero el impacto que tienen estos logos sobre los consumidores es mínimo, ya que en muchos ni siquiera se incluye una dirección URL o una llamada a la acción.

En cambio, los anuncios con más fuerza social tienen una razón para incluir estos elementos sociales. A veces, el único objetivo de este anuncio es promocionar la propia presencia social, mientras que en otros el anuncio promociona el siguiente paso, que se tiene que realizar a través de alguna plataforma social, para conseguir algún tipo de recompensa. No se trata de un desarrollo más innovador de las tecnologías o de las plataformas, pero sí de un uso más efectivo de las tecnologías sociales.

4. No piense que le va a salir gratis
Es cierto que la publicidad en los social media logra sacar un gran partido de pequeños presupuestos, ya que es más fácil llegar a los usuarios más adecuados y hay menos competencia con otros anunciantes. El problema es que muchas marcas esperan que todo esto funcione sin gastar nada de dinero.

Pero si realmente quiere que su campaña social funcione y aporte resultados, hay que invertir dinero, y también tiempo. Para desarrollar una campaña social, hay que asegurarse de que los aspectos sociales tienen la relevancia necesaria en el plan publicitario para poder lograr los resultados que se buscan. Esto requiere invertir en la publicidad social, aunque también conseguir datos para optimizar las campañas actuales y mejorar las que están por venir. En cambio, con un presupuesto mínimo destinado únicamente a probar como funcionan estos canales, la campaña no tiene posibilidades de funcionar ni de mostrar los resultados reales que se podrían conseguir.