LO ÚLTIMO »

14:30 Digital Barcelona y Adobe impulsan un laboratorio de marketing digital para ciudades

13:30 Agencias Interpublic y Millennial Media en alianza global para generar soluciones móviles basadas en datos

13:00 Digital Amazon podría lanzar un servicio de contenidos en streaming más barato que Netflix

12:30 Digital Smartycontent revoluciona el mercado de vídeo online garantizando ingresos por visionados

12:00 Anunciantes Bob Marley, de anticapitalista a icono de una marca que fabrica productos con marihuana

11:30 Anunciantes Teka confía en Mediterránea

30 enero 2013 · Social Media Marketing
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

El nuevo community manager tiene que ser un profesional 4.0

El marketing online, el e-commerce y las redes sociales ya han logrado convertirse en una pieza esencial de los planes de comunicación de las empresas. El 50,8% de las empresas que utilizan redes sociales ya cuenta con un community manager. Un puesto que sigue dominado por las mujeres, en un 65%.

Pero ¿cómo va a ser el papel del community manager que veremos próximamente? Gema Minayo, social media manager de Womenalia, explicó ayer en su intervención “el nuevo Community Manager”, que acogió el Social Media Marketing Day que organiza desde hace tres años la escuela Inesdi, las claves de este perfil profesional.

Según Minayo, el perfil del community manager es el de un “profesional 4.0” que abarca cuatro profesiones diferentes y varias responsabilidades. La primera, las redes sociales, con el diseño de la estrategia de social media, gestión, comunicación y difusión de contenidos para construir una comunidad con engagement hacia una marca que genere tráfico a la web y conversión en ventas. Los community managers también tienen el diseño web entre sus competencias ya que, aunque no son programadores ni diseñadores, tienen que conocer las bases de una buena usabilidad y diseño web orientado al usuario para que la web tenga un resultado óptimo.

Por otro lado, el community manager tiene que tener nociones de posicionamiento web, conociendo desde la arquitectura de la web hasta la preparación de la misma para SEO, teniendo en cuenta el contenido y la información que se transmite a través de las redes sociales y cómo esto afecta al posicionamiento en buscadores. Y por último, el community manager tiene que saber de analítica web ya que en internet y en redes sociales todo es medible, por lo que es esencial medir todas las acciones, tanto de éxito como de fracaso, y actuar en consecuencia con la comunidad.

Para Minayo es clave no dejar de tener en cuenta a los nativos digitales, los consumidores que han nacido en el mundo digital y manejan desde edades muy tempranas el mundo de las redes sociales. Al mismo tiempo, las empresas tienen que aprender a adaptarse a la nueva realidad, llevando a cabo una estrategia única y global tanto online como offline.

El nuevo paradigma de los profesionales de los social media exige tener una gran visión global del mercado, aprender a gestionar comportamientos humanos, tener bien abiertos los oídos, por último, utilizar el sentido común, explicó Minayo.