LO ÚLTIMO »

13:30 Agencias Philips Ambilight apuesta por el formato cinematográfico en su nueva campaña con Afterglow

13:00 Tendencias Solo el 12% de las empresas basa su estrategia en la experiencia del consumidor

12:30 Social Media Marketing Opticalia lanza su nuevo catálogo interactivo en Instagram

12:00 Publicidad De esta original forma se anuncia un famoso sex shop alemán

11:15 Eventos y Formación Arranca el Programa Superior de Internet Business organizado por OMD@University y el ISDI

11:00 Medios Habrá que resintonizar la televisión a partir de mañana

10 abril 2012 · Social Media Marketing
Imprime este post Envia esta noticia a un amigo

Instagram, el diamante en bruto que Facebook no podía dejar escapar

Twitter ardía ayer por la tarde cuando se conocía que Facebook había desembolsado la friolera de 1.000 millones de dólares por Instagram, una empresa con una plantilla de apenas 13 empleados. Muchos twitteros no entendían y siguen sin entender por qué la “reina” de las redes sociales había pagado tan descomunal suma de dinero por una simple aplicación fotográfica. Otros auguraban que la compra de Instagram por parte de Facebook está abocada a terminar mal y comparaban la transacción con la adquisición de Flickr por parte de Yahoo!.

Las voces más agoreras apuntaban que Facebook no conseguiría ampliar su número de usuarios de la mano de Instagram y subrayaban que la aplicación, de carácter gratuito, carece hoy por hoy de un modelo de negocio rentable. En definitiva, que Facebook había pagado de más por una aplicación demasiado “insignificante”.

Y a todo esto, ¿qué decía Mark Zuckerberg? En su perfil en Facebook, el fundador de la famosa red social explicaba así la inexplicablemente millonaria, para muchos, compra de Instagram: “Durante años, nos hemos centrado en n la construcción de la mejor experiencia para compartir fotos con tus amigos y familiares. Ahora, vamos a ser capaces de trabajar aún más estrechamente con el equipo de Instagram”.

¿Qué hay detrás de las palabras de Zuckerberg? Algo tan sencillo como que Instagram está creciendo como la espuma, primero en el iPhone y ahora también en los dispositivos móviles con sistema operativo Android, y que Facebook no querido dejar escapar la oportunidad de hacerse con este auténtico diamante en bruto.

Cuando Instagram fue lanzada al mercado en 2010, nadie pensó realmente que funcionaría. Sin embargo, el tiempo ha dado la razón a los fundadores de la aplicación, que ha conseguido “enganchar” ya a más de 30 millones de usuarios en todo el mundo y hace “buenas migas” no sólo con Facebook, su actual dueña, sino también con Twitter, Foursquare y Tumblr.

¿Vale realmente Instagram 1.000 millones de dólares? Puede que no, pero una cosa está clara: Instragram tenía el suficiente potencial para hacer pupa a la todopoderosa Facebook y lo tenía porque su servicio fotográfico le da mil vueltas al de Facebook, y uno de los grandes puntales de la famosa red social han sido siempre las fotografías. En realidad, a Facebook no le quedaba otra que compra Instagram, asegura Nico Lumma en Lummaland.

Si Google o Apple hubieran sido los compradores de Instagram, la que estaría ahora en grave apuro sería Facebook que, pertrechada por su última compra, camina ahora hacia los parqués bursátiles con paso mucho más seguro.