Anunciantes Una caza de huevos de Pascua de la marca de caramelos PEZ termina a puñetazo limpio

pezLa marca PEZ, famosa por sus caramelos en forma de pastilla de efecto efervescente, se las prometía feliz el pasado sábado. Había organizado en Orange (Connecticut), donde la compañía tiene su sede en Estados Unidos, una divertida caza de huevos de Pascua que prometía toneladas y toneladas de diversión a pequeños y a mayores.

Con la intención de celebrar la Pascua por todo lo alto, divertir a los niños y a sus padres y de paso hacer hincapié en lo deliciosas que son sus golosinas, PEZ escondió la friolera de 9.000 huevos (y otros manjares dulces) en tres campos diferentes.

La intención inicial de PEZ era abrir en primer lugar el primer campo, destinado a los niños más pequeños, e inaugurar después de manera escalonada la caza en el segundo campo (para niños de entre 4 y 8 años) y en el tercer campo (para pequeños de entre 9 y 12 años).

Esa era la intención inicial de la compañía, que no había contado, sin embargo, con la codicia de los participantes de lo que iba a ser en principio un evento amable y lleno hasta los topes de risas.

Antes de que PEZ levantara de manera oficial el telón del evento, varios padres y niños asaltaron, haciendo gala de una insaciable glotonería teñida de agresividad, el primero de los campos. Y ya no hubo quien les parara.

Padres y niños se lanzaron al campo “como saltamontes” e ignoraron en todo momento las instrucciones de los trabajadores de PEZ, asegura Shawn Peterson, director de la compañía en Estados Unidos, en declaraciones a la cadena de televisión WFSB-TV.

“Todo el mundo se lanzó el campo y arrampló con todo lo que allí había”, explica Peterson. Algunos progenitores llegaron al extremo de empujar a niños que no eran los suyos y a pelearse por las golosinas que había en el campo.

Por eso, y en vista de la batalla campal en la que se había convertido lo que iba a ser a priori una pacífica caza de huevos de Pascua, PEZ tuvo que cancelar el evento.

En la página oficial de PEZ en Facebook muchos padres (civilizados) han echado pestes en el transcurso de los últimos días del acto organizado por la marca de caramelos. Hay padres que aseguran que sus hijos salieron del evento con la nariz ensangrentada, con ataques de histeria y con la cesta pensada, en principio para recoger los huevos de Pascua, totalmente destrozada.

PEZ  ya ha expresado públicamente su pesar por el incidente y ha confesado que no esperaba tanta afluencia de público en el evento. La marca de caramelos siente haber causado frustración a los participantes en su caza de huevos Pascua, pensada en un principio como un acto de diversión. “Por culpa de unos pocos un evento organizado con buena intención se ha convertido en un auténtico caos”, señala PEZ en un comunicado.

Te recomendamos
En otras webs

FOA BARCELONA

Atresmedia

REPORTAJE A FONDO

SECCIÓN MARKETING

SECCIÓN PUBLICIDAD

Tech Marketing Rockstars 2016

SECCIÓN MEDIOS

SECCIÓN MARKETING DE CONTENIDOS

FESTIVAL EL SOL 2016

Compartir