Medios La televisión en 3D, el "no va más" tecnológico que prometía mucho y se quedó en el limbo

3dLa televisión en 3D se jactaba hace unos años de ser la tendencia de más relumbrón en un mercado televisivo hambriento de novedades. Sin embargo, parece que la fabulosa promesa de la televisión en 3D se quedó en eterna promesa.

Si bien es cierto que cada año aumenta el número de televisores equipados con la tecnología 3D, lo cierto es que este "superpoder" se utiliza muy poco o casi nada. Los Blue-Rays en formato 3D acumulan polvo en las estanterías y ni siquiera a los "gamers" les hacen demasiado tilín los televisores capaces de reproducir imágenes tridimensionales.

En vista del escaso atractivo de la televisión en 3D, los fabricantes de televisores han decidido tomar cartas en el asunto y pedir los papeles del divorcio a la tecnología que tantísimo prometía hace unos años.

Según la web coreana etnews, Samsung tiene intención de renunciar a la tecnología 3D en sus nuevos televisores. De hecho, y de acuerdo con un distribuidor de gafas para televisores 3D que prefiere mantenerse en el anonimato, la compañía asiática habría cancelado todos los pedidos de este producto. Por el momento es sólo un rumor, pero el divorcio (definitivo) de los televisores de Samsung con la tecnología 3D podría ser una realidad en breve.

Otro fabricante al que se le está gastando el amor por los televisores 3D (y no de tanto usarlo precisamente) es LG, que tiene previsto reducir notablemente la fabricación de modelos con esta tecnología. “Hace un año el 40% de los televisores contaba con tecnología 3D, hoy el porcentaje es de apenas el 20%”, afirma un portavoz de LG en declaraciones a etnews. En un principio, el objetivo de LG es restringir la presencia de la tecnología 3D a los televisores premium.

Tampoco parece que tiene grandes esperanzas depositadas en los televisores 3D Sony que, sin renunciar por completo a la fabricación de este tipo de modelos, los fabricará bastante menos que hasta ahora.

Cunde el desamor por la tecnología 3D también en Philips, que según heise.de, tiene intención de dar carpetazo definitivo a esta funcionalidad en sus nuevos televisores.

Pero, ¿dónde hunde sus raíces el fracaso de la televisión en 3D? Las razones del fracaso son muchas y muy variadas, pero la escasez de contenidos en formato 3D y el hecho de tener que echar mano de engorrosas (y también carísimas) gafas para disfrutar de contenidos en tres dimensiones ahuyentan lógicamente a muchos usuarios.

No podemos olvidarnos tampoco que los televisores 3D no ha logrado replicar (al menos hasta ahora) las mágicas experiencias que el 3D pone en manos del espectador en el cine.

La calidad UHD podría dar al 3D la segunda (y quizás última) oportunidad que tanto necesita esta tecnología en la televisión. ¿El problema? Que hoy por hoy el contenido en calidad UHD y en 3D es prácticamente inexistente.

Otra piedra en el camino plagado de obstáculos que emprendió hace años la televisión en 3D es la realidad virtual, que tiene todas la papeletas para convertirse muy pronto en “mainstream” y para dejar obsoleta la tecnología del 3D.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir