Digital Cuando la crítica se convierte en el espejo del desconocimiento: el caso de Elrubius

elrubius-youtubeSeguro que en más de una ocasión ha visto la televisión en familia. La multiplicación de canales con la consiguiente ampliación de la oferta televisiva ha hecho que las disputas por el mando a distancia se conviertan, en muchas ocasiones, en auténticas batallas campales.

En cuestión de gustos no hay nada escrito. Una frase hecha (quizás un poco manida) que cobra aún más relevancia cuando nos sentamos frente al televisor. ¿Por qué criticamos e incluso nos cabreamos cuando tenemos que ver un programa o serie que otro ha elegido y no despierta nuestro interés? Una situación que se ha ampliado con el auge de los dispositivos móviles, redes sociales y plataformas como YouTube.

Al igual que sucede en esos momentos familiares frente a la mal llamada “caja tonta”, cada uno tenemos nuestros propios gustos a la hora de seguir en redes sociales o consumir vídeos de YouTube. Estrellas de internet y fenómenos virales se han convertido en los nuevos Beatles.

Seguramente los padres y las generaciones más mayores no entiendan qué es lo que ven los más jóvenes (y no tan jóvenes) en estos nuevos fenómenos que consiguen sumar millones de visitas y seguidores. ¿El motivo? No se han detenido a analizar el secreto de su éxito. Una fórmula cuyos elementos no están del todo claros pero que se repiten a lo largo del tiempo cambiando los ingredientes, aunque el resultado es siempre el mismo.

¿Realmente comprendemos a los youtubers?

El ejemplo perfecto lo encontramos en los youtubers. Personas que se dedican a grabar sus propios vídeos en los que ofrecen consejos o simplemente su visión de la vida, los cuelgan en YouTube y su fama crece como la espuma (la de los mejores). Personas que consiguen despertar un gran interés en los más jóvenes y que muchos no entienden el porqué. Sólo se limitan a criticarlo alegando que no existe una razón de peso para que estos individuos que "no hacen nada" (no se lleve las manos a la cabeza y continúe leyendo) se conviertan en auténticos referentes de toda una generación.

Puede que a muchos si les mencionamos a Rubén Doblas, no sepan de quién estamos hablando. Este chico cuenta con más de cinco millones de seguidores en Twitter y su canal de YouTube suma ya 16 millones de suscriptores. Se trata de uno de los youtubers más populares de los que podemos encontrar en la actualidad: Elrubius. Y se posiciona como el ejemplo perfecto de lo que queremos transmitirle a través de estas líneas.

Elrubius concedía recientemente una entrevista (de las cuáles no es muy amigo) en el suplemento del diario El Mundo, Papel. Su impresión sobre la misma había sido positiva, al menos en un principio, hasta que llegó el momento de la publicación.

“No voy a hacer más entrevistas en mi vida. Si quiero contar algo lo haré en mi canal y así será a partir de hoy”. Con estas palabras expresaba Elrubius su reacción ante la mencionada entrevista llegando a grabar un vídeo publicado en YouTube en el que explicaba que lo único que había pretendido el medio era “dejarle mal” utilizando “un tono ridiculizante”.

La crítica de estos fenómenos demuestra que no hemos entendido nada

Elrubius no ha dudado en criticar a la prensa, a la que acusa de manipulación, recibiendo críticas y halagos a partes iguales. ¿La razón? Volvamos al inicio de este artículo. Muchos se limitan a criticar lo que desconocen o es ajeno a sus gustos.

Puede que para muchos estemos ante un chico que se limita a jugar a videojuegos y ha montado todo un negocio en base a grabarse haciendo lo que más le gusta. ¿Cuál es el problema? Estamos ante un caso como puede suceder en multitud de ámbitos como la televisión, el cine, el arte, la literatura o la música por no extender más la lista. Actores, pintores, escritores o cantantes hay tantos como gustos y pueden recibir críticas o halagos en función del interés que despierte su trabajo.

Lo mismo sucede con los youtubers. Estamos ante una nueva forma de captar la atención de los usuarios y generar ese fenómeno fan que siempre ha existido. ¿Recuerda la típica imagen de los Beatles en su visita a España? Salvando las distancias (generacionales, sobre todo), ¿hablamos de situaciones muy parecidas?

La respuesta es sí y el problema con la polémica surgida entre Elrubius y su entrevista radica en la falta de comprensión del nuevo fenómeno fan. El propio medio de comunicación ha reconocido que su objetivo con esta entrevista era el de provocar ese choque generacional tal y como recogen desde El Confidencial. Un texto en el que periodista responsable reconocía sin pudor al inicio del mismo que no sabía qué preguntarle.

¿Se imagina una entrevista a Ricardo Darín o Natalia de Molina, ganadores del Goya al Mejor Actor/Actriz Protagonista este año, sin conocer su carrera o la película que les ha llevado hasta el galardón? Lo mismo ha sucedido con Elrubius.

Desde El Confidencial resumen a la perfección la sensación de la que estamos hablando: “como no lo entiendo, lo desprecio”. Y ese sentimiento de condescendencia es el que ha impregnado toda la polémica entrevista.

¿Realmente youtubers y prensa son tan distintos?

Craso error en los tiempos que corren donde no comprender los nuevos fenómenos como los youtubers demuestra que no hemos aprendido nada de lo que está sucediendo. Elrubius ha conseguido algo por lo que medios de comunicación, cantantes, actores o políticos (por poner algunos ejemplos) matarían: atraer legiones de fans sin salir de su habitación explotando un formato que hasta ahora pocos han sabido cómo hacer rentable.

Entonces, ¿qué diferencia hay entre los objetivos de este youtuber (y el resto) y los que persiguen los medios de comunicación? Ambos buscan llegar a la audiencia cuyos gustos tiene cabida para todos. Elrubius quizás haya dado con la clave en el vídeo que puede ver más arriba en el que analiza la entrevista: “Si no tienes un trabajo normal no te toman en serio”. ¿Quién decide hoy lo que es normal? Puede que la mejor estrategia de marketing con la que contamos en la actualidad pase por ser fiel a uno mismo y seguir apostando por el trabajo que esperan millones de seguidores. Tanto medios como las conocidas como “nuevas estrellas de internet”.

Eso sí, recordando que antes de criticar por la falta de desconocimiento, la mejor de las opciones pasa por aprender.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir