Digital El fenómeno ad blocker, el cuento de nunca acabar (¿o sí?)

tunel 300El pasado año, el mundo de la publicidad digital estuvo marcado por el crecimiento del fenómeno ad blocker que fue en consonancia con el aumento de los miedos y dudas sobre el apocalipsis publicitario que parecía que se avecinaba.

Y la preocupación no dejó de expandirse entre los marketeros tras el anuncio de Apple de la inserción de un sistema de ad blocking en su nuevo software iOS9, una noticia que cayó como un jarro de agua fría en el sector dado el valioso perfil que los usuarios Apple tienen para las marcas.

Sin embargo, a pesar de que el bloqueo de publicidad es una realidad completamente integrada en la actividad virtual de los usuarios y ya están viéndose sus efectos en la publicidad, pocos han sido los que se han puesto manos a la obra para encontrar soluciones.

Lo que hemos visto hasta ahora no han sido más que enfados, lloriqueos y lamentos por parte de los marketeros que preferían observar desde la barrera cómo sus negocios se venían abajo que aventurarse al reto e intentar hacer resurgir las ventas.

Uno de los que sí han tomado partido y han pasado a la acción ha sido IAB que el pasado mes de octubre lanzaba su LEAN ads programme con el objetivo de establecer nuevos estándares en cuanto a la publicidad y prácticas que lleven a una experiencia más segura y mejorada.

Y es que, la solución pasa por crear una publicidad que proporcione valor a los usuarios que sea útil, entretenida e informativa y sustituya a los actuales y molestos banners o anuncios a toda página.

Así, el programa incluye también la visión de los consumidores, los principales afectados, con el objetivo de discernir qué les interesa y así poder obtener una visión comprensiva del panorama.

Sin embargo, Steve Chester, director of data and industry programmes de Internet Advertising Bureau (IAB UK), asegura que, aunque los estándares son necesarios, no son suficientes. Es necesario que desde la industria se adquiera un fuerte compromiso que se traduzca en acciones que velen por la mejora de la experiencia de usuario en consonancia con los estándares establecidos.

Solo así se conseguirá crear una acción coordinada en la industria para ofrecer información y elección de experiencias publicitarias a los consumidores protegiendo, al mismo tiempo, los ingresos de las publicaciones y proporcionando a las marcas plataformas viables para llegar a su target y crear engagement.

Y, aunque esto no acabará definitivamente con el problema, es un paso hacia la mejora de las prácticas publicitarias en un ambiente de crispación por parte de los usuarios que han recurrido al bloqueo como única vía para deshacerse de la molesta e irruptiva publicidad.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Low Post

reportaje a fondo

Maleta maxus

Compartir