Digital Google y Yahoo! o cómo el primero subió al mismo ritmo que el segundo bajó como la espuma

googleHace 22 años dos estudiantes de doctorado de la prestigiosa Universidad de Stanford, David Filo y Jerry Yang, alumbraron una genial idea: crear una suerte de directorio de la red de redes que más tarde se convertiría en Yahoo!, la empresa de la que hoy todos hablan (y no precisamente para bien).

Dos años después de su nacimiento, en 1996, Yahoo! debutó en la bolsa y obtuvo casi simultáneamente un valor de varios cientos de millones de dólares. La hoy para muchos "moribunda" empresa de internet fue con méritos propios hoy de las primeras y más refulgentes estrellas del universo online.

Muy distintas pintan hoy en día las cosas para esta auténtica pionera de internet. Durante el último trimestre Yahoo! registró unas pérdidas netas de más de 4.000 millones de dólares. Ante tan preocupantes y sangrantes números, los accionistas de la compañía exigen a Marissa Mayer, la siempre controvertida CEO de Yahoo! , que ponga a la venta el que se ha sido hasta ahora el negocio que ha hecho palpitar el corazón de la empresa y que mantenga únicamente su participación del 15% en el gigante chino del e-commerce Alibaba.

Ante tan tenebrosas perspectivas, son muchas las voces críticas que asegura que Yahoo!, el Yahoo! que todos conocíamos, está muerto y enterrado.

Mientras Yahoo! camina inexorablemente y con paso firme al cementerio, Google, a la que la empresa de Marissa Mayer miraba antaño como un igual, prosigue con su meteórico ascenso a los cielos. El pasado martes, sin ir más lejos, la empresa de Mountain View se convertía en la empresa cotizada en bolsa más valiosa del mundo. Y no es para menos porque durante el cuarto trimestre de 2015 Google obtuvo unos beneficios de 4.900 millones de dólares.

Pero, ¿cómo se explica el “subidón” de Gooogle y el “bajón” de Yahoo! durante los últimos años? Para responder a esta pregunta haya que retrotraerse a 1998. Por aquel entonces dos jóvenes talentosos, Larry Page y Sergey Brin, intentaron seducir a Yahoo! con su nuevo proyecto de motor de búsqueda. Yahoo! declinó, no obstante, su proyecto y Page y Brin decidieron sacarlo adelante en solitario. Nacía así el 4 de septiembre de 1998 la que es probablemente la empresa más poderosa de internet: Google.

Y esa empresa de nueva creación que Yahoo! se atrevió una vez a desdeñar comenzó a crecer como la espuma. Así lo dejan a las claras los números. Desde su aterrizaje en los mercados bursátiles en 2004 el valor de los títulos de Google se ha incrementado más de un 1.300%. En cambio, desde 2004 en adelante el valor de las acciones de Yahoo! se ha estancado y no ha pegado apenas el estirón.

¿El problema de Yahoo!? Que en lugar de concentrarse como Google en facilitar al internauta la búsqueda de contenidos de terceros ha querido poner el acento en la creación de contenido propio, algo que llevan haciendo, por otra parte, desde siempre las empresas de medios.

Desde que viera la luz en 1998 Google ha puesto toda la carne en el asador en mejorar su primitivo algoritmo, que tras múltiples y sucesivas mejores es hoy por hoy el “rey” de internet. Y ha convertido a la empresa de Larry Page y Sergey Brin es un auténtico emporio publicitario gracias a los anuncios pagados en los resultados de búsqueda.

Mientras Google crecía y crecía (y se hacía de oro al mismo tiempo), Yahoo! se dormía en las laureles y llegaba a la nueva era de internet móvil tarde y mal. Todo lo contario a Google, que mucho más avispado, les echó el guante a Android para ser también el “rey” en los dispositivos móviles.

En 2006 Google le echaba el guante a la plataforma de vídeo online YouTube. Yahoo!, por el contrario, demostró bastante menos olfato comprando en 2013 la plataforma de blogs Tumblr, que aunque prometedora en su día se ha quedado estancada en los últimos años.

¿El secreto del éxito de Google? John Scandalios, director del fondo de inversión Fonds Franklin Technology Fund, tiene clara la respuesta a esta pregunta: la paranoia. Google vive con la permanentemente con la mosca detrás detrás de la oreja y por eso, siempre alerta ante posibles competidores, rara vez se deja adelantar por la derecha (y por la izquierda). Todo lo contrario a Yahoo!, que se ha dejado adelantar una y mil veces por la derecha (y por la izquierda).

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Low Post

dmexco

Maleta maxus

Compartir