Digital Los hackers quieren (y pueden) meter mano a los juguetes sexuales

juguetesCuando pensamos en un ciberataque, asumimos casi instantáneamente que la víctima ha sido necesariamente un ordenador o un teléfono móvil. Sin embargo, en la era del internet de las cosas, en la que hay cada vez más dispositivos conectados a la red, los hackers lo tienen todo de su parte para darse un auténtico festín (de ciberataques).

Los dispositivos susceptibles de ser "secuestrados" por los piratas electrónicos van desde el equipamiento médico a la maquinaria industrial, pasando (incluso) por los juguetes sexuales. Así lo ha dejado claro recientemente la empresa de software Trend Micro en una ponencia pronunciada en el marco de la feria de informática CeBIT, que se celebra en Hannover (Alemania).

Para dejar claro que ni siquiera los juguetes sexuales están libres de caer en las redes de los hackers, Udo Schneider, portavoz de Trend Micro, sorprendió a propios y extraños en CeBIT hackeando en vivo y en directo un llamativo vibrador de color rosa.

Schneider se las ingenió para que el vibrador, colocado frente a él e inicialmente desconectado, comenzara moverse descontroladamente escribiendo unas simples de líneas de código desde su portátil.

Aunque el “gag” de Schneider provocó muchas risas (muy poco disimuladas), lo cierto es que el experimento es más bien preocupante. Y es que a medida que aumenta el número de dispositivos conectados a internet, aumenta también la preocupación por posibles ataques informáticos.

“Si hackeo un vibrador, es sólo por diversión”, explicó Raimund Genes, director de tecnología de Trend Micro. “Pero si consigo ir más allá y descifrar el sistema de programación del vibrador, puedo chantajear al fabricante”, recalcó.

De hecho, y según un reciente informe hecho público por el Gobierno de Alemania, donde se celebra actualmente CeBIT, los ataques de los hackers a las plantas de producción industrial han aumentado sensiblemente en el país de Angela Merkel durante los últimos años.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir