Digital La publicidad online, un auténtico lobo con piel de cordero para la industria publicitaria

lobo 300El mundo digital, hoy en día, ha acaparado ya todas las miradas, no solo de los consumidores, sino también de los medios de comunicación y sobre todo, de los marketeros. La fiebre de la publicidad online no ha hecho más que crecer en los últimos años y todo apunta a que esta tendencia será constante este año.

Las cifras así lo confirman, y es que diversos estudios, entre ellos uno de eMarketer, aseguran que la inversión en publicidad digital crecerá hasta los 77.380 millones de dólares, lo que supone el 38,4% del gasto publicitario total. Sin embargo, la televisión mantiene su segundo puesto con el 35,8% y un gasto que alcanza los 72.010 millones de dólares, descendiendo del 39,1% que suponía en 2014.

Y es que el crecimiento digital es imparable y crece a la misma velocidad que la obsesión del mundo marketero por estar presentes en él. Y no es de extrañar, teniendo en cuenta que es un medio notablemente más barato que la televisión y que el consumo por parte de los usuarios se ha doblado mientras que el de los medios tradicionales cae 25 minutos, tal y como asegura un estudio de ZenithOptimedia.

Sin embargo, a pesar de las evidentes ventajas que ofrece este tipo de publicidad, todavía existen muchos obstáculos que llevan a plantearse si realmente vale la pena invertir en el mundo digital.

Por una parte se encuentra el problema del fraude, que tiene en vilo al mundo marketero y que envía directamente a la basura miles de millones de dólares de inversión en publicidad que jamás llega a ser vista por el target de consumidores.

Aunque toda la industria es consciente de que esto es uno de los mayores obstáculos en el mundo digital, no se ha llegado todavía a una solución consensuada para lidiar con ello, haciendo que la efectividad de las campañas se reduzca a la mitad o menos.

Por otra parte, el creciente fenómeno ad blocker es un auténtico quebradero de cabeza para los marketeros e impide a los anunciantes lograr resultados de sus inversiones. Sin embargo, el origen de este problema no es otro que el detrimento de la calidad de las creatividades.

Así como en la televisión somos espectadores de originales y sorprendentes campañas en las que se despliega una enorme creatividad, el medio digital carece de calidad publicitaria y se percibe por los profesionales de la industria como un cajón desastre en donde lo que realmente importa es obtener clics.

Y ciertamente es todo lo contrario, pues la saturación informativa del medio digital exige un mayor esfuerzo por parte de los anunciantes para captar la atención del consumidor a través del branding que produzca engagement y que ofrezca motivos a los usuarios para no bloquear la publicidad.

Ante este panorama, los que se llevan la peor parte son los medios tradicionales, periódicos y revistas que ven descender en picado sus ingresos publicitarios y los abocan a una situación de crisis económica realmente importante. Estos medios son, a su vez, los que durante largo tiempo han proporcionado los mejores resultados de campañas, y que ahora se encuentran engullidos por el medio digital.

Es evidente la importancia de la publicidad online, pues es donde se encuentra la inmensa mayoría de los consumidores y el público objetivo de las marcas. Sin embargo, vale la pena pararse a reflexionar en vez de actuar por efecto dominó y valorar la verdadera conveniencia de realizar ingentes inversiones de dinero en un medio en el que todavía los marketeros no son los reyes del mambo.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Low Post

dmexco

Maleta maxus

Compartir