Digital ¿Para qué quiero un dominio? Una pregunta que no debería volver a hacer #eShowBCN16

cdmon1Por si no se ha dado cuenta, vivimos en la era digital. Internet se ha posicionado desde hace ya algún tiempo como la nueva norma y los que no están presentes en la red de redes poco o nada tienen que hacer de cara al futuro.

Aquí entra en juego la importancia de las páginas web: las nuevas cartas y tarjetas de presentación. Puede que esté pensando que es un pensamiento que ya está bastante interiorizado en nuestra sociedad pero aún hay bastante gente que se pregunta para qué quieren un dominio. La búsqueda de una respuesta para esta pregunta ha sido el punto de partida de la ponencia ofrecida por Cdmon en el eShow Barcelona 2016, de la mano de Jordi Sardiña, marketing communication consultant y Lidia Martínez, sales supervisor, de Cdmon.

“Lo principal en la actualidad es tener presencia online. Aquí hay que tener conocimiento sobre dominios. Sólo el 20% de las pymes catalanas se encuentran en internet por lo que hay un 80% que parece no saber que si no estamos en la red, no vamos a vender. Porcentaje que en el caso de España asciende al 50%”, ha explicado Martínez.

Para convencerle, cabe señalar que el 70% de las búsquedas online acaba en venta. No todo vale a la hora de estar internet por lo que tenemos que poseer contenidos originales y exclusivos ya que recordemos que el plagio está penalizado por Google y perjudica la imagen de nuestra marca.

Una de las primeras cuestiones que surge a la hora de crear un dominio es la elección del nombre. Estamos proyectando nuestra marca personal o profesional por lo que hay que tener cuidado. “Es una tarjeta de presentación ante el mercado con la que debemos posicionarnos como expertos en un determinado sector”, señala Sardiña con el objetivo de diferenciarnos de la competencia mediante el buen posicionamiento.

El nombre debe ser identificativo y no hay que abusar de las palabras clave. Todo este proceso nos lleva al tan aclamado buen SEO. Mediante la presentación de un caso práctico con un periodista y blogger, se han ofrecido desde el eShow una serie de pasos y consejos a seguir.

Por ejemplo, en la actualidad, podemos registrar más de 800 extensiones. Para escoger la mejor, lo primero que debemos hacer es conocer la audiencia en la que nos vamos a dirigir. Si nuestro mercado es internacional no hay mejor apuesta que el .com.

“Los dominios gTLDs cada vez cobran más importancia pero aún no están del todo implantados. Ayudan a dar seriedad, presencia internacional y clarificar el objetivo del negocio”, explica Martínez.

Ya hemos visto un caso particular pero es extensible a las empresas con foco en el comercio electrónico. En esta ocasión, por ejemplo, si hablamos de una empresa centrada en el diseño de joyas, sería recomendable registrar además del dominio .com o .es en función de la audiencia, el .design. Un elemento que ayudará a diferenciarnos.

Google valora mejor los dominios más antiguos. Si contamos con uno que posee a sus espaldas bastante recorrido, el gigante de las búsquedas lo posicionará adecuadamente sobre los de nueva creación. “Tenemos que evitar comprar dominios que vamos a tardar en utilizar puesto que genera desconfianza a Google y no será bien posicionado”, ha recalcado Martínez.

Uno de los aspectos más llamativos de la presentación ha sido el descubrimiento del dominio .barcelona. Una forma de segmentar mejor las audiencias a las que nos dirigimos así como un punto de diferenciación muy claro a la hora de lanzar estrategias muy locales, frente a compañías que hacen lo propio de forma más genérica, intentando abarcar más usuarios.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir