Digital Si las marcas no se suman a las AMP de Google, sus objetivos se esfumarán por los aires

google

Dentro de unas horas el producto "Accelerated Mobile Pages" (AMP) de Google hará su debut virtual de la mano de los primeros editores (The Wall Street Journal, The Washington Post, BuzzFeed y Vox) que se han asociado con el gigante de internet.

Con estas "páginas móviles aceleradas" la velocidad de carga de la versión mobile de los editores será hasta un 85% más rápida, de acuerdo a Google.

Este sistema es la respuesta de la compañía de Mountain View a los Instant Articles de Facebook y a Apple News, con la principal diferencia que es de código abierto y que cualquiera puede utilizarlo. ¿El motivo? Google quiere ser el nuevo estándar para la web móvil, y necesita permanecer vibrante a medida que los usuarios pasan mucho más tiempo en las apps en lugar de en la web, ya que Google logra la mayor parte de sus ingresos a través de la publicidad por palabras clave y no en los jardines amurallados de aplicaciones.

Sin duda, este producto es un "win-win" y todos los players ganan: los usuarios tendrán una experiencia de navegación móvil mucho más optimizada y los editores verán cómo estos pasan más tiempo en su sitio (y estirar así sus ingresos publicitarios).

Sin embargo, hay una parte importante de la ecuación digital que no forma parte del proyecto AMP: las marcas. Si Google realmente quiere marcar un antes y un después en innovación móvil, podría necesitar la ayuda de las marcas dentro de poco tiempo, sugieren numerosos expertos en declaraciones a Ad Age.

Craig DiNatali, director de asociaciones con revistas y noticias en Google, no duda en que hay marcas interesadas en colaborar haciendo que las páginas sean más rápidas. Pero en realidad, el culpable de esta situación no es Google, sino las propias marcas. La mayoría de anunciantes aún está intentando adaptarse al ambiente mobile, por lo que el producto AMP aún está demasiado lejos para ellos.

Trevor Fellows, jefe de ventas de medios globales en The Wall Street Journal, cree que las marcas estarán pendientes de este producto, pero que la adopción será “irregular” porque aún hay demasiadas marcas que “tienen que optimizar al máximo su propia experiencia móvil”.

Los editores están ansiosos por contar con una versión móvil mejorada y mantener a los usuarios más tiempo en su sitio con una mejor experiencia. Además, esperan poder impulsar sus ingresos con AMP. Pero las expectativas pueden desinflarse ante la ausencia de marcas apuntándose a esta iniciativa: los consumidores, cuando se acostumbren a una navegación rápida en los sitios de los editores, podrían echarse atrás si hacen clic en un anuncio que les lleva a una página lenta y más antigua. Incluso puede que estos, una vez conscientes de la gran diferencia entre experiencias de navegación, directamente no haga clic en los anuncios para evitar esa mala experiencia. Por ello, en el momento en el que la publicidad de los sites AMP sea de baja calidad, el propósito de este producto se esfuma por los aires.

Desde que Google reveló en octubre la llegada de este producto, la conversación ha girado en torno a la tecnología publicitaria, ya que parece que los proveedores de tecnología publicitaria son los únicos interesados, junto a Google, en mejorar la experiencia móvil para los usuarios y al mismo tiempo obtener más ingresos.

Habrá que esperar para ver si las marcas se ponen a trabajar para no quedarse atrás en el terreno de la experiencia móvil de alta calidad.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir