Mobile 4 claves que revelan el recorrido que seguirá el m-commerce durante 2016

movil mobile smartphone m-commerce móvil tendencias

Los últimos informes sobre comercio electrónico evidencian que el móvil está ganando fuerza como canal de compras.

Pero el problema es que los consumidores están mucho más adelantados que los minoristas en este sentido. Los usuarios esperan tener una experiencia de compra óptima desde su smartphone, algo que no les cause estrés, pero en realidad los anunciantes aún deben ponerse al día para proporcionársela.

Así que, de la mano de Digiday, repasamos las tendencias que marcarán el recorrido del m-commerce durante 2016 y a las que los minoristas no deben quitarle el ojo:

1. La cuota de m-commerce continuará en aumento

Un informe de Business Insider Intelligence estima que para 2020 el comercio a través del móvil representará el 45% de las compras digitales totales, hasta los 284.000 millones de dólares, lo que supone unas tres veces más de lo que se espera para 2016. Este año BI Intelligence espera que el m-commerce alcance los 79.000 millones de euros, el 20,6% del total del e-commerce.

Screen-Shot-2016-01-04-at-12.00.22-PM

2. El dinero está en la web, no en las apps

Las búsquedas en Google, las newsletters, la publicidad de las plataformas de redes sociales… Todos los enlaces llevan al mismo lugar: los navegadores móviles. Excepto las aplicaciones de los pesos pesados de la industria, como Amazon o AliExpress, que gozan de gran popularidad y sus compras incluso pueden superar a las de la web móvil, las del resto apenas han sido capaces de ganar adeptos y convertirse en canales regulares para el comercio digital.

Ajay Kapur, CEO y fundador de la plataforma de optimización móvil Moovweb, puntualiza que la estrategia del gigante Amazon no tiene por qué ser la que sigan los demás minoristas. “Todo el mundo necesita centrarse realmente en la web móvil en lugar de en las aplicaciones móviles. A los minoristas les gusta pensar que la gente quiere su icono de la aplicación en sus pantallas de inicio, pero ese no es realmente el caso".

Muchos minoristas pensaban que estrategia móvil era sinónimo de tener una aplicación, y que con eso ya estaban preparados. Y aunque en 2016 los minoristas no abandonarán sus aplicaciones (después de todo, ninguna es fácil de hacer), su estrategia debe pasar por relegar las apps a una fuente de beneficios y ventajas para los consumidores más leales de una marca.

3. La optimización del proceso de compra móvil debe ser una prioridad

El informe de BI Intelligence encontró que, aunque el comercio móvil está en aumento, sus tasas de conversión están todavía en desktop. ¿El motivo? Para la mayoría es muy difícil encontrar los detalles de un producto en una pantalla pequeña, así como rellenar numerosos campos de formulario. Así, no es de extrañar que haya tantos internautas que abandonen el proceso de compra.

Algunos expertos estiman que en 2016 muchos minoristas incorporarán nuevos servicios de pagos similares a Apple Pay, una opción que implicaría una experiencia de compra mucho más rápida y que optimizaría el proceso a grandes zancadas.

Kapur aconseja a los minoristas a enfocarse en esta área, ya que la gente que tiene malas experiencias a la hora de realizar el pago no lo olvida fácilmente. "Un arreglo muy pequeño, como la eliminación de un campo de entrada redundante, da resultados”.

Screen-Shot-2016-01-04-at-3.27.29-PM
4. Las tiendas físicas irán al compás de la oleada móvil

La gente ha estado hablando durante años sobre el sistema beacons pero nunca ha hecho nada con ellos, pero según Asay, eso no significa que está tecnología esté muerta, y todavía se puede esperar avances en esta línea.

Pero para Asay el verdadero futuro por el que se moverán los minoristas es convertir sus tiendas físicas en centros de información, no solo para enviar notificaciones al consumidor cuando esté en su establecimiento, sino también para nutrirse de la información que el usuario proporciona cuando se encuentra allí que ayude al minorista a entender mejor al consumidor y cómo se mueve.

"Estamos en un período en el que la ubicación y la analítica se han convertido en un gran problema cuando se trata de entender lo que los usuarios están haciendo", explica Asay. "Los minoristas están buscando a los datos de ubicación de aprender sobre los usuarios. A medida que avancemos en 2016, veremos un mayor nivel de sofisticación".

Te recomendamos
En otras webs

Columna Marcos Starcom

Reportaje TV

Geotargeting Mobile

#Miprimeravez con un youtuber

Compartir