Mobile iPhone SE y iPad Pro: pequeños pero matones (y tan poderosos como sus hermanos mayores)

iphoneApple está desde hace algún tiempo a la gresca con el FBI y sus rifirrafes con esta poderosísima institución planearon ayer inevitablemente en el último gran "show" de los de Cupertino, el destinado a presentar en sociedad a los nuevos (y pequeños) iPhone SE y iPad Pro.

El bueno de Tim Cook no pronunció en ningún momento el nombre de su "enemigo", pero sin nombrarlo le lanzó una indirecta al FBI que dejó a las claras que la empresa de la manzana no tiene previsto ni mucho menos bajarse del burro y que defenderá la privacidad de sus clientes hasta las últimas consecuencias: "No nos vamos a mover ni un ápice de nuestra posición. Es nuestra responsabilidad para con nuestros usuarios. Se lo debemos a quienes confían en nuestros productos", sentenció.

Tras esta declaración de intenciones (no parece que Apple esté dispuesto a colaborar con el FBI para desbloquear el iPhone de unos de los terroristas de San Bernardino), el “show” de los de Cupertino siguió su curso, primero hablando del medio ambiente y después poniendo el foco en unos robots de nueva hornada capaces de desmontar los viejos iPhones para su reciclaje.

A continuación Apple se permitió el lujo de seguir dando unos cuantos rodeos más y quiso hacer hincapié en sus nuevas herramientas de programación enfocadas a las aplicaciones de salud y la investigación médica.

Y tras tanto preámbulo la empresa de Cupertino levantó por fin el telón de los que estaban destinados a ser las estrellas absolutas de la función: los nuevos iPhone SE y iPad Pro.

Con su pantalla de 4 pulgadas, el nuevo iPhone SE tiene el mismo tamaño que tenía en su día el iPhone 5S. Y estéticamente es también casi un calco de aquel teléfono. Si es cierto que la pantalla y la carcasa del dispositivo tienen cantos ligeramente más redondeados, pero por los demás el iPhone SE y el iPhone 5S podrían ser (casi) hermanos gemelos.

No obstante, y aunque estéticamente el nuevo iPhone SE y el iPhone 5S son prácticamente como dos gotas de agua, por dentro (técnicamente hablando) el primero gana por goleada al segundo. Y es que el nuevo y pequeño teléfono inteligente de Apple es casi tan poderoso como el iPhone 6S. Ambos tienen el mismo procesador A9, la misma cámara, el mismo sensor de huellas y el mismo chip NFC y tanto uno como otro se comercializan con una capacidad de entre 16 y 64 GB.

Aunque antes de que le viéramos el rostro, muchos quisieron endilgarle al iPhone SE la etiqueta de iPhone “low cost”, lo cierto que es que la nueva criatura de Apple es de todo menos barata (no podía serlo con semejantes características técnicas en sus entrañas). En su versión de 16 GB el nuevo iPhone SE cuesta 489 euros, mientras que por la variante de 64 GB hay que desembolsar 589 euros.

Si bien a primera vista su “look” resulta algo tosco (y absurdo), lo cierto es que los smartphones de tamaño XL están de moda. Y Apple, con el lanzamiento de su nuevo iPhone SE, va deliberadamente en contra de esa moda, un acto de rebeldía que podría ser después de todo muy beneficioso para la empresa de la manzana.

Con su nuevo (y manejable) iPhone SE, Apple lo tiene a priori todo a favor para conquistar a aquellos a los que las pantallas del iPhone 6S y el iPhone 6 Plus (de 4,7 y 5,5 pulgadas respectivamente) les parecen excesivamente grandes y también a aquellos que permanecen fieles a sus viejos (pero pequeños) iPhone 4 o iPhone 4S.

Tim Cook habló explícitamente ayer de seducir al suculento mercado chino con el nuevo iPhone SE (y también a aquellos usuarios que se estrenan por primera vez en el mercado de los teléfonos inteligentes).

1

No sabemos si el nuevo iPhone SE será o no un “superventas”, pero tiene desde luego más opciones de triunfar que el iPhone 5C lanzado por Apple en 2013 y condenado casi desde el principio a toparse de bruces con el fracaso.

El iPhone 5C tenía un “look” bastante “cool”, pero técnicamente estaba bastante por detrás del que era el buque de insignia de Apple por aquel entonces: el iPhone 5S.

Muy diferente del iPhone 5C es el nuevo iPhone SE, que sale del cascarón sólo seis meses después del iPhone 6S y lo hace equipado con la misma tecnología que su hermano mayor.

El iPhone SE es, por otra parte, fiel al ADN de Apple, que durante años se resistió a hacer crecer sus smartphones más allá de las 3,5 y 4 pulgadas mientras sus rivales lanzaban teléfonos cada vez más mastodónticos (y quizás ridículos).

Otro dispositivo al que Apple ha decidido encoger es el nuevo iPad Pro. Con su 12,9 pulgadas, el iPad Pro original les resultaba a algunos “fan boys” de Apple excesivamente grande, excesivamente pesado y sobre todo excesivamente caro. No en vano, tiene un precio de salida en el mercado de 899 euros.

Consciente de que su iPad Pro era quizás demasiado “grandullón”, Apple ha tomado la determinación de lanzar una versión más pequeña de 9,7 pulgadas, pero igual de poderosa que la de 12,9 pulgadas. Y es que el iPad Pro pequeño es capaz de hacer todo lo que haya hace el grande. Ambos comparten el mismo (y rapidísimo) procesador, el mismo Apple Pencil para escribir y dibujar y el mismo Smart Connector para conectar un teclado adicional.

Los “superpoderes” del nuevo iPad Pro de 9,7 pulgadas son los mismos que los del iPad Pro de 12,9 pulgadas, pero con la ventaja de un tamaño más compacto, un peso más reducido y una horquilla de precios de parte “sólo” de los 689 euros.

2

Con sus nuevos iPhone SE y iPad Air Pro, Apple se ha atrevido a ir contra corriente y hacer más pequeños sus dispositivos. Sin embargo, sus nuevos y compactos dispositivos pueden permitirse el lujo de hablar de tú a tú (técnicamente hablando) a sus hermanos mayores y eso enamorará probablemente a muchísimos usuarios.

Te recomendamos
En otras webs

CANNES LIONS

atresmedia desperados

FESTIVAL EL SOL 2016

Reportaje Oomuombo

Compartir