Mobile ¿Cuáles son las verdaderas razones que han llevado a Apple a lanzar un iPhone más pequeño?

iphoneEl martes se vistieron de gala en Cupertino para presentar sus últimas creaciones, aunque lo cierto es que no hubo tantas sorpresas como en otras citas de Apple por culpa de los rumores, que durante los últimos meses ya habían encargado de desvelar casi todos los detalles de los nuevos dispositivos.

Ya hemos diseccionado el nuevo iPhone SE (todo el mundo está de acuerdo en que por fuerza es como un iPhone 5S pero que su interior es como un iPhone 6S mejorado), pero poco se ha hablado sobre los motivos que han llevado a la compañía a crear su teléfono más pequeño poco después de haber creado los más grandes de los últimos años. Y la realidad es que Apple tiene un puñado de razones por las que ha creado un smartphone más pequeño. Lo más importante es que hay mucha gente que ansiaba un iPhone de ese tamaño, pero no es el único motivo.

La causa principal es las ventas de iPhones llevan un tiempo estancadas, lo que ha impulsado a Apple a poner cada vez más esfuerzos en lograr ingresos por otras vías ajenas a su smartphone buque insignia.

Durante la presentación de Apple de ayer, el vicepresidente de la compañía, Greg Joswiak, dijo que el año pasado se vendieron más de 30 millones de iPhones de 4 pulgadas. Puede parecer mucho, pero esta cantidad del total de 231 millones de iPhones vendidos durante el año fiscal de Apple de 2015 apenas representa un 13%. Y los analistas predicen que las ventas anuales del iPhone SE podían ser menores, entre los 10 y 15 millones. Eso no es exactamente una proyección optimista, teniendo en cuenta que Apple aún no ha reportado una disminución en las ventas del iPhone.

Pero Apple es consciente de la realidad y sabe que los tiempos en los que las ventas del iPhone crecían más y más cada trimestre han quedado atrás. La compañía ha estimado por primera vez unas ventas del iPhone a la baja para el siguiente trimestre: esperan entre 50.000 y 53.000 millones de dólares, frente a los 55.500 millones que vaticinaron los analistas de Wall Street.

La llegada del iPhone SE podría ser una forma inteligente con la que impedir que decaiga la marea constante de información sobre Apple hasta que comiencen a llegar los rumores sobre el iPhone 7 que lanzarán en 2017. Al mismo tiempo, diversifica la línea de productos de la compañía.

No es la primera vez que Apple adopta esta vía. Cuando lanzaron el iPhone 5C en otoño de 2013, el objetivo de Apple era asegurar un equilibrio en el mercado chino, donde la popularidad de los teléfonos Android -especialmente de fabricantes locales como Xiaomi y Huawei- se había disparado. Pero contra todo pronóstico, las ventas del iPhone 5C estuvieron por detrás de las del iPhone 5S, ya que los consumidores chinos comenzaron a preferir modelo más caro que tuviesen una distinción premium. Pero del éxito que han sido el iPhone 6 y el 6 Plus en el país, parece que se han evaporado las dudas sobre qué tipo de teléfonos quieren en China.

Ahora, la estrategia de Apple con el iPhone SE parece bastante diferente. El teléfono cuenta con un exterior de aluminio que recuerda al diseño de los modelos más caros pero con una fabricación y precio asequibles. Este mix de "premium pero asequible" podría ayudar a Apple a acceder a nuevos segmentos del mercado a los que aún no ha llegado. Aunque en realidad, el precio de salida del iPhone SE es de 399 dólares, una cifra muy por encima de la media de los teléfonos Android, que se sitúa en los 215 dólares según Bloomberg.

Para Ryan Reith, analista de la firma de investigación de mercado IDC, el iPhone SE va a atraer a los consumidores sensibles a los precios en los mercados más maduros -como América del Norte y Europa-, y a los compradores de gama alta en los mercados emergentes, como la India. La idea, como la propia Apple dijo, es hacer un teléfono lo suficientemente atractivo como para que aquellos que nunca han probado el iPhone se decidan a dar finalmente el salto al mundo Apple.

Otro problema que pudo sufrir la compañía es que el iPhone 5C trabajaba con un material diferente. La empresa tuvo que ajustar su cadena de suministro. De hecho, la fábrica taiwanesa Foxconn declaró que el iPhone 5 era "el dispositivo más difícil" que había hecho nunca. Ahora, Apple está empleado las cadenas de suministro existentes y reutilizando muchos de los componentes del 5S, por lo que están logrando, sin duda, un ahorro de costes.

Así que, en definitiva, no se trata de cuota de mercado. Aunque el iPhone SE no impulse el (lento) crecimiento de las ventas de iPhone de Apple, sí que puede ser la que acumule la mayor parte de las ganancias de una industria que todavía anhela algo más pequeño y económico.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir