Social Media Marketing 10 errores que las pequeñas empresas están cometiendo (y podrían evitar) en redes sociales

errores-redes-socialesEn la actualidad resulta bastante complicado encontrar una empresa que no cuente con presencia en Facebook, Twitter o LinkedIn. Las redes sociales se han posicionado como una herramienta fundamental para llegar no sólo a nuestros consumidores sino a los potenciales que pueden encontrar en nuestra compañía lo que están buscando.

Una fotografía que las grandes compañías tienen bastante clara pero ¿qué pasa con los pequeños empresarios? El hecho de que las redes sociales sean utilizadas por todo el mundo no significa que sea una herramienta útil de marketing. Sin una estrategia inteligente y con la suma de esfuerzos humanos y económicos necesaria, puede que la campaña que esté desarrollando en estas plataformas no consiga cumplir sus objetivos. Pero, ¿por qué?

La razón la encontramos en que las pequeñas empresas se sienten un poco perdidas en el terreno social y cometen errores que son comunes a todas y que no saben como subsanar. Para ayudarle en este terreno, Forbes ha recopilado los 10 errores en redes sociales más cometidos por las pequeñas empresas a la hora de lanzar sus estrategias en redes sociales. No pierda detalle.

1. Abarcar demasiado

La construcción de una buena presencia en redes sociales necesita de mucho tiempo y esfuerzo. Requiere de un compromiso continuo para comunicarse con los usuarios y despertar su atención para conseguir destacar sobre la multitud.

Por esta razón no debe intentar abarcar demasiado desde el principio. Recuerde que nos encontramos ante una carrera de fondo en la que hay que ir paso a paso.

2. Estrategia poco diferenciadora

Cuando las empresas comenten el error del que le hemos hablado en el punto anterior vemos que comienzan a tomar atajos, especialmente recurriendo a la automatización a la hora de lanzar sus contenidos. Gran error.

Por lo general, los usuarios utilizan varias redes sociales y si se encuentran los mismos contenidos lanzados en todos los canales en los que su empresa está presente perderán todo el interés.

Hay que tener una estrategia adaptada a cada una de las plataformas ya que los usuarios buscan cosas diferentes en cada una de ellas.

3. No responder a los comentarios

Las redes sociales nos ofrecen un buen canal de comunicación con el cliente a la hora de escuchar sus dudas o quejas. Es un gran error no responder a los mensajes o comentarios que estos nos lanzan ya que percibirán falta de interés y una marca deshumanizada.

Dedique tiempo a responder todo lo que los usuarios tengan que decirle ya que estas plataformas se posicionan como foros en los que las opiniones corren como la pólvora. Además, recuerde que la publicidad tradicional está perdiendo fuerza y los usuarios cada vez confían más en las recomendaciones de familiares, amigos e incluso otros usuarios.

4. Controlar el mensaje

En las redes sociales dos de las cosas que más se valoran son la autenticidad y la transparencia. No puede considerar estas plataformas como simples escaparates en los que volcar sus ofertas. Tiene que personalizar sus mensajes y ofrecer un factor diferenciador, que el usuario note que existe cercanía y que detrás de su marca se encuentra un equipo humano.

5. Reciprocidad

“Dar para recibir”. Esta es la filosofía para alcanzar el éxito en las redes sociales. Una estrategia que requiere de un espíritu generoso por lo que las empresas deben apostar por ofrecer contenido útil que realmente aporte un valor a los usuarios.

6. El gran error de vender

Una de las razones por las que las personas acuden a las redes sociales es porque huyen de las páginas que les bombardean con publicidad. A los usuarios de plataformas como Twitter o Facebook no les gusta que se les venda de forma agresiva por lo que la mejor opción para generar ventas a través de estos canales pasa por establecer relaciones sólidas.

7. No conseguir vender lo suficiente

La otra cara del punto anterior. Lanzar una estrategia en medios sociales sin intención de vender es absurdo ya que equivale a no tener ningún tipo de estrategia. Las redes sociales son una herramienta para conseguir credibilidad y generar conciencia de marca pero hay que convertir estas en ventas.

Volvemos al establecimiento de relaciones sólidas en el tiempo basadas en la confianza y la transparencia para impulsar estos activos.

8. No aprovechar sus conocimientos

Por lo general, las pequeñas empresas tienen un conocimiento de primera mano sobre los productos y servicios que ofrecen. ¿Por qué no aprovechar la difusión de este en las redes sociales para llamar la atención de potenciales clientes? Esta es una de las grandes ventajas con las que cuenta su negocio frente a los grandes competidores.

9. No utilizar métricas

Muchas pequeñas empresas están en redes sociales desde hace años pero no tienen ni idea de cuáles han sido los resultados de sus campañas. ¿De qué sirve esto entonces? Es necesario que trabaje con métricas con las que poder obtener un reporte de todos y cada uno de los pasos que da su estrategia en redes sociales. De lo contrario, nunca podrá saber qué está funcionando y qué no.

10. Hacerse demasiadas ilusiones

Las redes sociales resultan muy tentadoras para las pequeñas empresas puesto que las barreras financieras de entrada son gratuitas. Pero no se deje engañar. Generar imagen de marca, credibilidad o aumentar usuarios es un trabajo que requiere de tiempo y esfuerzo.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir