Social Media Marketing Así podemos engatusar (o enfurruñar) al eternamente cambiante algoritmo de Facebook

algoritmoA los dueños de páginas en Facebook les cuesta últimamente sangre, sudor y lágrimas abrirse paso en el "newsfeed" de sus fans en esta red social. De lo que llega a ojos de estos (y de lo que no) es responsable último el todopoderoso algoritmo de la red social de Mark Zuckerberg, un algoritmo que, siempre según Facebook, obra el milagro de poner en manos de las "personas adecuadas" el "contenido adecuado" en el "momento adecuado".

Cómo funciona ese algoritmo es lamentablemente todo un misterio sobre el cual es posible, no obstante, arrojar algo de luz.

Está demostrado, por ejemplo, (el mismísimo Facebook lo reconoce) que el número de “likes” y comentarios acumulados por un post tiene muchísima influencia en las posibilidades de que éste se abra paso (o no) en el “newsfeed” del usuario. Y desde que la celebérrima red social actualizara su algoritmo en septiembre de 2014, Facebook tiene también en cuenta en qué momento tienen lugar los “likes” y los comentarios nacidos al calor de un post en esta red social. De esta forma, en el “newsfeed” del usuario aterrizan no sólo posts recién publicados sino también posts que, por su relevancia y el ruido generado, son potencialmente interesantes para la audiencia.

Facebook está también muy al tanto de los temas que más dan que hablar en un determinado momento en la red de redes y si un post relacionado con esos temas se comparte en su plataforma tiene muchas posibilidades de hacerse visible a los ojos de los usuarios.

1

Hay que tener asimismo en cuenta que enfrentada a un post con un link y a una foto con un link, la red social más grande del mundo se decanta habitualmente por el primero.

En el caso de los vídeos subidos directamente a través de Facebook son importantes en términos de visibilidad, más allá de los “likes” y los comentarios, el número de reproducciones y el tiempo medio que permanecen frente a la pantalla (mirando, se sobreentiende) los internautas. En los dispositivos móviles tienen impacto igualmente en la visibilidad de los vídeos la velocidad de conexión a la red del internauta. Si Facebook detecta que la red del usuario es lenta, es probable que en su “newsfeed” se abran hueco menos vídeos.

¿Otro factor que tiene también muchísimo que decir en la configuración de nuestro “newsfeed”? Los “likes” y los comentarios de nuestros amigos en determinados posts y también la frecuencia con la que nosotros mismos interactuamos con páginas concretas. Si interactuamos a menudo con una página, existen muchas probabilidades de que en el futuro nos topemos con posts suyos en nuestro “newsfeed”.

Para “colarse” en el “newsfeed” del usuario es sumamente útil, por otra parte, llenar constantemente el estómago de las páginas en Facebook. A más contenido, más visibilidad. Así de fácil es a veces de satisfacer al a menudo veleidoso algoritmo de Facebook.

Hace unas semanas conocíamos, por otra parte, que Facebook había decidido retocar (por enésima vez) su algoritmo con el objetivo de que en el “newsfeed” del usuario se abriera paso contenido aún más relevante.

A la hora de modificar su algoritmo, Facebook ha tenido en cuenta dos aspectos distintos: la viralidad y la calidad. ¿El objetivo? Mantener (en la medida de lo posible) un equilibrio entre las publicaciones virales y las publicaciones de calidad.

El nuevo cambio en el algoritmo de Facebook echa raíces en unas encuestas llevadas a cabo durante tres meses por la red social donde con el objetivo era examinar la relevancia (o ausencia de relevancia) del “newsfeed”.

Con su nuevo algoritmo Facebook aspira a reducir la carga de contenidos virales que se abren paso en el “newsfeed” del usuario, dando prioridad en el parte superior de ese “newsfeed” a los posts más potencialmente relevantes para la audiencia.

Desde junio de 2015 en la probabilidad de que un post se abra paso en el “newsfeed” del usuario influye también el tiempo que el usuario se detiene en él. Si el usuario hace scroll en su “newsfeed” y se repente se detiene en un post antes de seguir haciendo scroll, Facebook asume que dicho post es interesante y gana puntos de cara a su algoritmo.

Está claro (más o menos) lo que hay que hacer para robar el corazón al algoritmo de Facebook, pero ¿qué no hay que hacer? Echar mano de la técnica del “linkbaiting” o lo que es lo mismo, publicar posts visualmente muy atractivos pero totalmente carentes de calidad. Facebook entiende que un post ha hecho suya esta técnica cuando registra muchos clics pero muy pocas interacciones en forma de clics y comentarios.

2

Otra táctica que ya no funciona (desde noviembre de 2014, para más señas) para ganar visibilidad en el “newsfeed” de Facebook es la de apostar por los posts excesivamente promocionales que animan de manera directa al usuario a descargar una aplicación o a participar en un concurso.

¿Qué hay hacer, por lo tanto, para enamorar al quisquilloso algoritmo de Facebook? Básicamente hay que hacer 4 cosas:

1. Publique posts actuales y relevantes.

2. Sea creíble y gánese la confianza del público.

3. Pregúntese a sí mismo: “¿Compartiría la gente este contenido con sus amigos y se lo recomendaría a otros usuarios?”.

4. Reflexione sobre esta pregunta: “¿Le gustaría de verdad a la gente ver este contenido en su 'newsfeed'?"

Te recomendamos
En otras webs

Columna Marcos Starcom

Reportaje TV

Entrevista a

Geotargeting Mobile

Compartir