Social Media Marketing Facebook no existe (para los millennials) porque Facebook son los padres

mama fb 300La llegada de Facebook a la vida de los consumidores fue toda una revolución. Millones de usuarios de todo el mundo vieron la oportunidad de conectarse, comunicarse y compartir con otros usuarios situados a miles de kilómetros.

Esta novedad hizo que todo el mundo quisiera estar presente en la plataforma y se produjo un auténtico boom digital. El ansia por mostrar y compartir supuso la publicación constante de fotos, vídeos o comentarios hasta de las cosas más absurdas.

Sin embargo, parece que esto ha llegado a su fin, al menos para el público más joven de Facebook y Twitter. Y es que cada vez son menos los usuarios que utilizan de forma activa sus perfiles y los que lo hacen solamente se conectan para estar al día de las actualizaciones de sus contactos y no para crear contenido.

Todo esto se debe al mayor conocimiento del mundo digital por parte de los millennials. La mayor responsabilidad digital, la información disponible sobre las dudosas prácticas en el tratamiento de datos personales y la madurez de los usuarios han puesto sobre la cuerda floja uno de los pilares fundamentales de Facebook.

Pero la disminución de los usuarios de Facebook o Twitter no significa el abandono del mundo digital sino que ha servido a otros servicios como Snapchat, WhatsApp o iMessage para aumentar sus seguidores.

Esta migración se produce a causa de la privacidad cada vez más demandada por los usuarios que relegan a LinkedIn, Twitter o Pinterest a unos usos más profesionales y contenidos cautos debido a su permanencia en la web.

Prefieren así aquellas apps que les ofrecen las mismas ventajas de comunicación y de compartir contenidos pero de una manera mucho más acotada, eligiendo con quién y qué se comparte sin dejar rastro gracias a la eliminación de estos mensajes en cuestión de minutos.

Pero existe otro motivo que propicia la fuga de millennials de la red social de Zuckerberg y esa es que cada vez hay más presencia de usuarios de mediana edad, algo que aterra a los jóvenes. La presencia social de padres, tíos e incluso abuelos avergüenza de alguna manera a los millennials, haciendo que emigren como vía de escape del control parental.

Una situación que pone en tela de juicio el futuro de la todavía red social más grande del mundo que poco a poco pierde usuarios y, quizá la culpa la tenga Zuckerberg y su manía de hacer lo que le da la gana con los datos de sus cada vez menos fieles usuarios.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir