Agencias 9 maneras (muy sanguinarias) de matar la creatividad en las agencias

creatividadLa creatividad es la materia prima de trabajo de las agencias de publicidad. Sin la creatividad a su vera, las agencias estarían abocadas lamentablemente al cierre.

Sin embargo, ironías de la vida, a veces son las propias agencias de publicidad las que ejercen de asesinas de la creatividad que les da de comer.

En una agencia de publicidad hay mil y una maneras de matar la creatividad, pero estas que enumera a continuación HubSpot son probablemente las más sanguinarias:

1. Desaliente las disputas creativas
Las mejores ideas nacen del conflicto, que es absolutamente esencial en los procesos de creación. Sin “rifirrafes” de por medio, las ideas tienden a homogeneizarse y a quedarse huérfanas de creatividad. Para volar alto, las ideas necesitan antes enfrentarse a una buena ráfaga de críticas (constructivas).

2. Agárrese a las sesiones de “brainstorming” como a un clavo ardiendo
Las sesiones de “brainstorming” no ejercen siempre de criptonita de la creatividad, pero necesitan pertrecharse de una estructura adecuada para echar de verdad brotes verdes (y no convertirse en un gallinero). Hay estudios que juran y perjuran, por ejemplo, que las sesiones de “brianstorming” son más productivas cuando tienen lugar de manera virtual, echando mano de herramientas como Slack o HipChat.

3. Castigue los errores
Lejos de ser castigados, los errores deben ser alentados dentro de las agencias de publicidad. En la industria publicitaria la experimentación es un ingrediente clave y para experimentar hay que asumir necesariamente riesgos (y juguetear con el fracaso).

4. Utilice el dinero como fuerza motivadora
El dinero no hace necesariamente a la gente menos creativa, pero tampoco la hace más creativa. Es más, provoca que algunas personas se sientan sobornadas (o controladas) por quienes tienen a bien tentarles con cheques de suculentas cifras. El dinero fuerza a las personas a ponerse manos a la obra y a cumplir las tareas que les han encomendado, pero no incrementa ni mucho menos sus niveles de motivación.

5. Fomente el “micromanaging”
Los jefes que son incapaces de delegar e insisten en controlar todas y cada una de las tareas de sus subordinados son únicos ahogando las creatividad. No sólo desaniman a las personas a su cargo (que no se sienten dueñas de las labores que les han confiado sino que impiden que esas personas ganen confianza en sus puestos de trabajo (y no lleguen a ser nunca independientes).

6. Cambie constantemente los objetivos
Para sacar el máximo jugo a la creatividad que corre por las venas de las personas que trabajan en una agencia de publicidad es esencial guiar a esas personas hacia un objetivo concreto. Tener claro en todo momento la meta a la que deben dirigirse, da un propósito a esas personas y sin propósito no hay creatividad que valga.

7. Contrate a personas muy similares entre sí
Los equipos creativos integrados por individuos con perspectivas, experiencias y conocimientos muy parecidos entre sí alumbran peores ideas porque rara vez se topan de bruces con el conflicto y el conflicto, recordemos, es un ingrediente imprescindible en la creatividad.

8. Precipite las cosas
Las fechas tope y las restricciones de índole temporal son el pan de cada día en la agencias de publicidad. Pero una cosa es trabajar bajo presión (de tipo temporal) y otra muy distinta precipitarse. Cuando las agencias se precipitan y no maduran las ideas que tienen entre manos, suelen engendrar soluciones mediocres y totalmente carentes de creatividad.

9. Fuerce la creatividad
Poner constantemente el énfasis en la necesidad de producir más (y mejores) ideas no alienta la creatividad. Es más, la estrangula. Cuando las personas se sienten presionadas y forzadas a producir ideas creativas, la parte de su cerebro que reduce la creatividad (paradójicamente) se activa.

Te recomendamos
En otras webs

Columna Marcos Starcom

Reportaje TV

Geotargeting Mobile

#Miprimeravez con un youtuber

Compartir