Marketing de Contenidos Sponsored by Outbrain Cómo ponerse con las manos en la masa y cocinar contenido de "toma pan y moja"

contenidoLa red de redes está llena hasta los topes de contenido. ¿El problema? Que ese contenido no siempre es fresco y jugoso sino que sabe más bien a rancio.

Si quiere ser un auténtico chef del content marketing y preparar contenidos de rechupete, les recomendamos seguir las instrucciones que disecciona a continuación Contently:

1. Comprenda el valor añadido de su contenido
Tomarnos la molestia de entender qué van a poner exactamente sobre la mesa nuestros contenidos es el primer paso para “cocinarlos”. Con nuestros contenidos aspiramos a educar al consumidor. Por eso es tan importante ponernos en los zapatos del consumidor y preparar los contenidos que vamos a cocinar pensando en sus papilas gustativas, no en las nuestras.

2. Investigue a la competencia
Para cada pieza de contenido que publique, reserve al menos 15 minutos para investigar los contenidos de la competencia. A la hora de “auditar” el contenido de la competencia, tenga en cuenta tres factores distintos: el formato, la intencionalidad y el número medio de palabras. Evaluando estas tres variables tendrá una idea clara de lo que está haciendo su competencia y sabrá a lo que atenerse.

3. Piense qué formato va a dar a su contenido
El formato y la estructura del contenido influyen de manera determinante en los “shares”. Para decantarse por un formato u otro, no debe perder de vista a la audiencia y también a las particularidades del tema que va a abordar.

4. No deje a su contenido huérfano de propósito
Sin un propósito a su vera, el contenido que tiene entre manos está condenado a fracasar.

5. Decida cuántas palabras tendrá su contenido
La longitud de su contenido estará íntimamente relacionada con el tema que va abordar. No obstante, hay quienes aseguran que los textos largos generan (por lo general) más tráfico orgánico. Buffer sostiene, de hecho, que 1.600 palabras es la longitud ideal de un post.

6. Explique el porqué, no sólo el cómo
A veces tendemos a creer que explicando al lector cómo se hace una determinada cosa nos bastará para encandilarle. Pero el lector, curioso por naturaleza, necesita también que las instrucciones vayan acompañadas de razonamientos. Atrévase a ir más allá del cómo y explique también el porqué.

7. No trate a la audiencia como si fuera tonta
Intente aproximarse a la gestación de sus contenidos asumiendo que el lector ya conoce lo básico sobre el tema a abordar. Así podrá poner todo el foco en el valor añadido de ese contenido.

8. Visualice el proceso
A la hora de alumbrar contenidos, es tentador ignorar los elementos multimedia porque no sólo requieren mucho tiempo sino también muchísimo dinero. Sin embargo, en una era cada vez más visual, no debería desdeñar el valor de los elementos visuales en sus contenidos.

9. Permita que la audiencia influya en su contenido
Escuche con muchísima atención sus comentarios y, en base a ese “feedback”, tómese la molestia de actualizar su post. Así evitará que muera y le insuflará vida de nuevo.

Te recomendamos
En otras webs

Columna Marcos Starcom

Reportaje TV

Entrevista a

Geotargeting Mobile

Compartir