Marketing 3 lecciones (con muchísima clase) que los "marketeros" pueden aprender de Downton Abbey

downtonEl universo de la serie británica Downton Abbey, plagado de romances, intrigas familiares, puñaladas (traperas), chismorreos, guerras, enfermedades y muertes, poco tiene que ver a priori con el día a día de los "marketeros".

Sin embargo, si a esta famosa serie, que se despidió hace poco de la pequeña pantalla, la miramos con lupa, podemos hallar en ella valiosísimas enseñanzas "marketeras".

De la familia Crawley, la protagonista de Downton Abbey, los “marketeros” pueden aprender las lecciones que propone a continuación Ragan.com:

1. Utilice una brújula (para no perder en ningún momento de vista la moralidad)
De los protagonistas de Downton Abbey (también de los que son supuestamente “buenos”) hemos visto muchísimas veces su lado más ruin (y rastrero). Sin embargo, entre tanta ruindad, la moraleja de la serie parece ser que hacer lo correcto es (casi) siempre la mejor opción. En el marketing sucede algo parecido. Las tácticas “marketeras” agresivas son a veces tremendamente eficaces (pero sólo hasta cierto punto). Una campaña “marketera” deliberadamente provocativa puede llamar la atención, sí, pero a costa de mermar la reputación de la marca que la protagoniza. A veces lo mejor es dejar de lado la provocación y apostar por algo mucho más simple (y complejo): la honorabilidad.

2. Dé muestras de actividad constante
La condesa viuda de Grantham, el personaje interpretado por la excepcional actriz británica Maggie Smith, no se muerde la lengua y da siempre su opinión sobre todo y sobre todos (por más que no esté implicada de manera directa en los temas sobre los que da su parecer). El suyo no deja de ser un personaje secundario, pero cuando tiene la osadía de abrir la boca, no deja a nadie indiferente. Los “marketeros” deben ser de alguna manera como la condesa viuda de Grantham y estar siempre preparados para participar, hacer cosas y dar la puntilla (si es necesario).

3. No se olvide de la comunicación cara a cara
Los personajes de Downton Abbey, pese a estar embarcados en mil y un embrollos, sacan siempre tiempo para tomar una taza de té y dialogar tranquilamente sobre lo que acontece a su alrededor. En el marketing, por más que sea una disciplina cada vez más tecnologizada, es importante el diálogo cara a cara, sobre todo con el cliente, cuyo conocimiento nace de las conversaciones que los “marketeros” se toman la molestia de tener con él.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Low Post

dmexco

Maleta maxus

Compartir