Marketing En cuestión de confianza los "marketeros" son a veces como los enanitos de Blancanieves

marketerosSe supone que los "marketeros", los que están encaramados a lo más alto del departamento de marketing al menos, son líderes natos. Pero sólo se supone.

Lo cierto es que en el desarrollo de su carrera profesional los "marketeros" son presas de múltiples dudas que minan constante su confianza. Pero, ¿dónde echa raíces esa ausencia de confianza?

La confianza le es esquiva a los "marketeros", también a los que están en la cúspide, por las razones que enumera a continuación Thomas Barta en CMO.com:

1. Los “marketeros” son “Eros” en un mundo de “Logos”
Los “marketeros” piensan en su mayoría de manera estratégica. Tienen siempre una gran imagen en mente y son terriblemente sensibles a las emociones (por eso precisamente comprenden tan bien al consumidor). En los “marketeros” hay múltiples rastros de lo que los científicos denominan personalidad de “Eros”. Sin embargo, el “Eros” que habita en las entrañas de los “marketeros” tiene que vérselas en el universo empresarial con líderes centrados en el aquí y en el ahora, en los datos y en las estructuras. O lo que es lo mismo tiene que vérselas con “Logos”. ¿El problema? Que “Eros” y “Logos” piensan y actúan de manera muy diferente. Y en un mundo (el corporativo) dominado por “Logos”, los “marketeros” si sienten incomprendidos y su confianza es la gran damnificada. No obstante, cuando los “marketeros” se dan por fin cuenta de que está bien ser diferente, cuando ponen el foco en la creación y en la innovación y cuando se toman la molestia de hablar de tú a tú con “Logos”, su confianza pega el estirón.

2. Los “marketeros” se mueven en las arenas movedizas del futuro
Aun conociendo como la palma de su mano a los consumidores y planificando todo hasta el mínimo detalle, lo cierto es que los “marketeros” trabajan con la vista puesta en el futuro. Y en el futuro es imposible dar nada por sentado. ¿Por qué? Básicamente porque nadie, ni siquiera los “marketeros”, pueden garantizar que los clientes harán lo que se espera a priori de ellos. El hecho de tener que desenvolverse en un universo tan volátil como el futuro hace que a confianza de los “marketeros” se resienta. ¿La buena noticia? Que los CEOs y los directores de finanzas son en realidad plenamente conscientes de que el futuro no puede predecirse a ciencia cierta y cuando los “marketeros” se toman la molestia de dialogar y llegar a un entendimiento con ellos, su confianza crece.

3. Los “marketeros” no tienen suficiente autoridad dentro de la empresa
La mayor parte de los “marketeros” confía en los “peces gordos” dentro las empresas para hacer cumplir estrategias que van más allá de su propio departamento. No son ellos quienes llevan la batuta, delegan en otros por falta de autoridad. Y esto es un error porque para ganar en confianza, y lo más importante, para hacer feliz al consumidor, los “marketeros” deben dejar atrás los silos y trabajar codo con codo con sus colegas de otros departamentos en beneficio del cliente.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Low Post

reportaje a fondo

Maleta maxus

Compartir