Marketing El cocinero Jamie Oliver reta a las marcas alimentarias a abordar la obesidad infantil

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud más graves de nuestro siglo: afecta a todo el mundo y aumenta a un ritmo alarmante. Por esa razón, durante el evento principal de la Asociación de la Publicidad celebrado estos días, el famoso chef Jamie Oliver ha retado a las marcas a ser el empujón que se necesita para realizar un cambio de rumbo.

Bien es cierto que grandes marcas de la talla de Coca-Cola, Mars o McDonald's han comenzado un cambio de perspectiva sobre su imagen y están animando cada vez más a llevar un estilo de vida sano en el que niños y adultos coman saludable y hagan ejercicio.

Sin embargo, para Oliver no es suficiente. Él entiende esta problemática como una cuestión que va más allá de la responsabilidad social corporativa, y les ha pedido que expriman al máximo sus estrategias de marketing para concienciar aún más y todavía a más gente.

Él expone que las grandes marcas con fuertes vínculos con los niños (como puede ser Mars al vender chocolatinas o McDonald's al vender hamburguesas infantiles) tienen una gran oportunidad de ser una influencia e inspiración. De esta manera, no valdría tan solo con cambiar el packaging o añadir a sus anuncios frases de apoyo a la dietas saludables, si no utilizar el marketing para ser un ejemplo y causar un impacto directo en el público.

"Si McDonald's quiere hacer una ensalada que parezca "guay" pueden hacerlo. Yo sin embargo no puedo. La cosa es si realmente McDonald's quiere hacer que la ensalada lo sea", ha declarado.

Aún así, Oliver también ha sabido apreciar el esfuerzo que realizan actualmente marcas como McDonald's, Coca-Cola o Unilever en Europa y ha pedido que se fomente una cultura de colaboración en la que se consiga que los niños que están creciendo cocinen y beban más agua.

Aunque todo ello haya causado un gran revuelo e irritación en la industria publicitaria según The Drum, Oliver ha sugerido que los cambios no tienen por qué ser drásticos y se debe actuar dando un pequeño "empujón" a los anunciantes en vez de "dándoles una bofetada" para que despierten y colaboren.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir