Publicidad Deje de llorar por el ad blocking y escuche estas 3 verdades que gritan los millennials

muñeco-legoEl ad blocking es en la actualidad una de las grandes preocupaciones de la industria publicitaria. Aunque estamos ante una práctica que se lleva realizando ya desde hace algunos años, no ha sido hasta hace unos meses cuando la alarma se ha encendido como nunca antes habíamos visto.

De acuerdo a los últimos datos ofrecidos por PageFair en su informe relativo a 2015 sobre el uso de los bloqueadores de publicidad, más de 180 millones de personas en todo el mundo utilizaron alguna de estas extensiones en sus navegadores durante el pasado año.

Este informe señala que la situación que se está generando ha puesto el foco en los ingresos perdidos pero, son pocos los que realmente están realizando esfuerzos para averiguar cuáles son los motivos que han llevado a los usuarios a recurrir a este tipo de barreras anti publicidad.

¿Por qué los usuarios bloquean la publicidad online?

Una cuestión cuya respuesta va mucho más allá de la horrible simplificación de “no me gusta”. Hay que profundizar en las razones que están llevando a los usuarios a bloquear de forma masiva la publicidad digital, especialmente en el caso de los millennials. ¿Por qué lo hacen?

Desde Direct Marketing recogen tres motivos que están "obligando" a los más jóvenes a desterrar de sus vidas la publicidad online y que todos deberíamos escuchar antes de que quizás, sea demasiado tarde.

1. Buscan mejorar su experiencia de navegación

La queja de que los anuncios digitales pueden perjudicar nuestra experiencia de navegación es casi tan antigua como el propio internet. Los “marketeros” tienen que dar prioridad a la evaluación de sus mensajes para comprobar que no tienen efectos negativos sobre los hábitos que tenemos en la red.

¿A quién no le ha sorprendido un anuncio que ha sido prácticamente imposible de cerrar? Estas son precisamente el tipo de técnicas y formatos que deberían dejar de utilizarse, sobre todo, en el ámbito de los dispositivos móviles.

Además, muchos de los anuncios que podemos encontrar en la red de redes dificultan la carga de las páginas (los que contienen reproducción automática de audio o vídeo, por ejemplo). Hay que vigilar de cerca este tipo de publicidad ya que no sólo interfiere en nuestra experiencia si no que, en caso de no estar habilitados de forma correcta, la imagen que se muestra de nuestro site no es la que estamos buscando y por la que tanto hemos trabajado.

2. Buscan reforzar la seguridad

La fama que los anuncios pop-ups se han ganado a lo largo de los años como portadores de malwares, sigue hoy más vigente que nunca. Una idea que se ha ido extendiendo entre los internautas que ven en la publicidad online una fuente de peligros para sus dispositivos. Así lo piensa (al menos) el 50% de los que deciden recurrir a los ad blockers.

3. Efectivamente: la publicidad no les gusta

La gran mayoría de los millennials decide bloquear la publicidad porque no se ajusta a sus intereses. La falta de relevancia y precisión es el propio caballo de Troya de la industria. Los jóvenes demandan que los anunciantes les ofrezcan contenidos y productos que se ajusten a sus necesidades. En caso contrario, la publicidad generará en ellos cada vez menos interés.

Tres simples claves que, repetimos, toda la industria debería escuchar atentamente y comenzar a buscar soluciones. Conocemos la raíz del problema pero parece que no estamos dispuestos a aunar esfuerzos entre todos los agentes implicados. Hasta que esto no cambie, el ad blocking seguirá campando a sus anchas minando poco a poco la efectividad de nuestras campañas y desperdiciando los presupuestos.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir