Publicidad Las marcas continúan a la caza de los (millonarios) segundos publicitarios de los #Oscars2016

chris rock oscars 2Las estrellas de Hollywood no son las únicas que esperan ansiosas a que lleguen los Oscars, ya sea para recoger una flamante estatuilla que reconozca su trabajo cinematográfico o para lucir palmito en la alfombra roja previa a la gala.

Pese a la caída de audiencia de los últimos años, en realidad para las marcas la ceremonia que organiza las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos continúa siendo uno de los eventos anuales más importantes a nivel publicitario.

Aunque no está al nivel de la Super Bowl, las marcas siguen viendo la retransmisión de los Oscars en el canal ABC como un evento clave debido a su alcance masivo y su prestigio.

Hay un montón de razones por las que los anunciantes aman los Oscars. La ceremonia es uno de los pocos eventos que se retransmite en directo anualmente, y pese a que la audiencia cae un 16% cada año, en realidad el año pasado atrajo a una masa de 37 millones de telespectadores y sigue en el ranking de los 10 programas más vistos del año. En teoría, los eventos en directo significan mayor retención y recuerdo publicitario, así como menor tasa de visionado en diferido.

De hecho, según los datos que maneja Kantar Media, este año el precio que los anunciantes pagan por un spot de 30 segundos durante la retransmisión del evento -que dura más de tres horas- se ha incrementado y ha logrado una cifra récord: frente a los 1,9 millones de dólares que se pagaban en la pasada edición el coste para la gala del próximo 28 de febrero es de 2 millones de dólares. Los Angeles Times incluso apunta a que algunos podrían pagar unos 2,2 millones de dólares por publicitarse en los Premios.

Este año se espera que repitan algunos de los patrocinadores del año pasado, como AT&T, General Motors, Samsung o Coca-Cola. Entre los anunciantes que participaron el año pasado y que se espera que repitan se encuentran American Express (que ha participado en todos los Oscars desde 1993), Dove y Cadillac.

Además, como recogen desde Adweek, la ceremonia también puede servir como trampolín para los trabajos de algunas marcas menos conocidas y de agencias más pequeñas, como es el caso de “Emily’s Oz” de XFINITY, creado por Goodby Silverstein & Partners y que debutó en la gala del año pasado. El spot imagina cómo sería El Mago de Oz a través de los ojos de una niña ciega y fue incluido en el ranking de mejores anuncios de 2015 de Adweek.

Otro anuncio de la misma agencia, el que celebraba el 25º aniversario de Adobe, también se situó como uno de los favoritos de la temporada. Y al hablar de otros formatos publicitarios, nadie puede olvidar las estatuillas de Lego o el histórico selfi repleto de caras famosas que Ellen DeGeneres hizo con un Samsung Galaxy Note.

Por otra parte, los Oscars también tienen un valor incalculable para la cadena ABC propiedad de Disney, que retransmite la ceremonia desde 1976 y que lo hará hasta 2020 según el contrato actual: la cadena obtiene un 100 millones de dólares en ingresos publicitarios, que aunque la mayor parte de esta cantidad va destinada a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas por derechos, todavía les deja beneficios.

Algunas voces apuntan a que este año habrá un pequeño repunte de la audiencia gracias al presentador, el cómico Chris Rock, quien ha confirmado que tendrá muy en cuenta la polémica #OscarsSoWhite que denuncia la falta de diversidad entre los nominados. Una protesta que no ha tenido efecto alguna sobre los anunciantes, pues según ABC no hay ninguno que haya roto sus compromisos publicitarios por este motivo.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Low Post

dmexco

Maleta maxus

Compartir