Tendencias Las oficinas están pasadas de moda y este modelo de seis pasos lo deja más que claro

oficinasLa mayoría de las oficinas se rigen por patrones y elementos que la mayoría ha considerado como óptimos para el desempeño de las funciones laborales. Pero, ¿quién lo ha establecido así? Puede que dentro de un mismo equipo encontremos personas muy extrovertidas mientras que otras se encuentran en las antípodas de la sociabilidad, creándose un abismo que no beneficia a nadie.

Los líderes empresariales tienen diferentes conceptos y filosofías cuando se trata de centros de trabajo. Por ejemplo, Marissa Mayer, CEO de Yahoo!, cree que es muy importante que los empleados puedan interactuar unos con otros. Un pensamiento que pasa por la colaboración y la innovación.

Por supuesto que hay momentos en los que los trabajadores tienen que estar juntos para poder poner cosas en común y colaborar, pero la gente también necesita trabajar de forma independiente centrándose en sus proyectos y tareas.

Una dicotomía que hasta no hace mucho se planteaba Mike del Ponte, fundador de la compañía de filtros de agua Soma. ¿La solución? Un modelo híbrido entre ambos pensamientos, según recogen desde fastcompany.com. Comenzó aplicando el mismo alternando una semana de trabajo conjunto y colaborativo por otra en la que, con todas las ideas claras, cada empelado se centraba en sus labores. Todo siempre basado en el intercambio de oficinas. Finalmente se ha establecido la alternancia por trimestres (en función de la demanda y los trabajos que van recibiendo) y, lo cierto es, que los resultados pueden apreciarse en diversos ámbitos que pasamos a enumerar:

1. Flexibilidad

Este modelo permite a los empleados una gran flexibilidad a la hora de trabajar ya que les da la oportunidad de organizarse para dedicar determinados días a sus funciones particulares y otros a las demandas colectivas de la empresa.

2. Inspiración

Del Ponte comenzó a probar esta filosofía en sus fábricas de Melbourne (Australia). Allí comprobó que mover a sus trabajadores a lugares nuevos, como otras oficinas o fábricas de la compañía, era beneficioso para la inspiración.

Un cambio de aires nunca viene mal cuando se trata de buscar nuevas ideas que se traduce en innovaciones para la empresa y su cultura.

3. Productividad

El CEO dio a sus trabajadores un voto de confianza cuando comenzó a implantar este modelo, tenía claro que al tener que dedicar horas e incluso días completos de sus jornadas al trabajo en equipo, se descuidarían ciertas actividades independientes por lo que podría disminuir la productividad.

Todo lo contrario. Los empleados de Soma aprendieron a gestionar sus tareas y distribuir su tiempo para poder dar una respuesta satisfactoria. No se trata de ser productivos en tiempo real si no de ser capaces de sacar adelante cada uno de los trabajos. Los mejores resultados se reportaron cuando los empleados eran trasladados por un tiempo de unos lugares a otros para conseguir la inspiración.

4. ¿Qué pasa con las reuniones?

No es necesario cancelar el 100% pero debemos tener claro que estas no se celebrarán a no ser que todos los miembros del equipo consideren que son necesarias. Siendo sinceros, la mayoría de las reuniones siempre pueden esperar e incluso muchas, ni siquiera son necesarias.

5. Comunicación en equipo

Es primordial la creación un calendario para que todos los empleados puedan comunicarse entre ellos aunque trabajen en diferentes zonas horarias. Fundamental para no perder el tiempo y saber cuándo va a estar disponible cada uno de ellos.

6. Expectativas realistas

Uno de los puntos más interesantes de esta iniciativa es obligar a los trabajadores a pensar que las reuniones son necesarias y diferenciar cuándo lo son o no. Esto hace que realmente nos centremos en lo importante marcando objetivos realistas que seamos capaces de cumplir. Algo que ahorrará tiempo y dinero a la empresa.

Te recomendamos
En otras webs

Retail Marketing Forum

Flooxer

reportaje a fondo aftershare

Enamorando al Consumidor

Compartir