Checklists

10 consejos para poner a punto su tienda online

Una tienda online es más que una página web. Es la puerta de entrada de los clientes de una empresa a su catálogo de productos y servicios. Y para ello es muy importante que estos entren por los ojos al cliente y que estén dispuestos de la manera adecuada. Si quiere optimizar su página web y convertirla en un auténtico "imán" para sus clientes, tome nota de los consejos que propone a continuación Etailment:

1. Las imágenes bonitas no bastan
Para meterse en el bolsillo al cliente en una tienda online no es suficiente con presentarle un catálogo de bonitas imágenes. Hay que prestar atención también a lo que desea al cliente y por ello, además de imágenes de calidad, se necesitan vídeos, función para hacer zoom sobre las fotografías y textos que describan adecuadamente el producto.

2. Facilitar al cliente la búsqueda y la selección de productos
Sin una buena herramienta de búsqueda y selección de productos, el cliente se siente perdido en una tienda online. Por eso, hay que ponerle las cosas lo más fáciles posible. Un ejemplo de tienda online con buenas herramientas de búsqueda y selección de productos es Zalando.

3. Los comentarios del cliente son un “must”
Todas las tiendas online deberían tener reservado un apartado para los comentarios del cliente. Estos comentarios ayudan enormemente a otros clientes en sus decisiones de compra.

4. Promover el diálogo con el cliente
El diálogo con el cliente debe estar presente en todas las plataformas, también en las tiendas online. Para lograrlo, es recomendable invitar al cliente a expresar sus opiniones tras el envío de un pedido. El cliente lo agradece y en último término también la empresa.

5. Apostar por los estándares en el servicio al cliente
Las fórmulas de pago y la devolución de productos son dos aspectos en los que los tiendas online están obligadas a desarrollar estándares que pongan las cosas más fáciles al cliente. Cuanto más fácil se lo ponga al cliente, más posibilidades habrá de que éste repita con la tienda online.

6. Hacer un pedido online y recogerlo en una tienda física
Internet es un medio muy cómodo para realizar un pedido, pero si a ello se une la posibilidad de que el cliente recoja él mismo lo que ha comprado sin costes adicionales en el punto de venta offline más cercano, la comodidad aumenta y de paso también la satisfacción del cliente.

7. Utilizar publicidad en diferentes canales
Ser una tienda online no significa que la empresa deba apostar única y exclusivamente por los canales online para su publicidad. Una buena opción es la fusión de canales de publicidad online y offline. Es lo que hace, por ejemplo, H&M en sus campañas publicitarias.

8. No olvidarse de las plataformas móviles
Aunque el m-commerce sigue estando bastante por detrás del e-commerce tradicional en cuanto a volumen de ventas, lo cierto es que la popularidad de los dispositivos móviles está subiendo como la espuma y las tiendas online deben estar también en estas plataformas, ya en forma de una página optimizada para la web móvil o en forma de app.

9. Apostar por el m-commerce en el punto de venta tradicional
En el punto de venta tradicional el consumidor recurre fundamentalmente a los dispositivos móviles para consultar los horarios de apertura y de cierre de la tienda, para buscar la tienda más próxima y para encontrar información adicional sobre el producto durante el proceso de compra. Por este motivo, es importante que la empresa se plantee el desarrollo de aplicaciones móviles con escáner integrado de códigos de barras e información adicional sobre la compañía y sus proyectos, sin olvidarse de incluir las opiniones de otros clientes.

10. Integrar el f-commerce como canal de ventas adicional
Puede que jugárselo todo a la carta del f-commerce no sea la estrategia más inteligente para una tienda online, pero sí lo es apostar por él como canal de ventas suplementario.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Outbrain

Xandr

Compartir