líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

10 pesadillas que hay que evitar a la hora de crear una página de m-commerce

Redacción

Escrito por Redacción

El mobile commerce tiene un peso cada vez más importante en el panorama del comercio digital. Este año se espera que las transacciones móviles superen los 171.500 millones de dólares en 2012, un 62% más que los 106 millones del año anterior, y la tendencia sigue al alta. El problema es que, mientras que los usuarios apuestan cada vez más por los dispositivos móviles, las empresas siguen cometiendo bastantes errores al optimizar su página móvil.

Para entender mejor cuáles son los problemas básicos que las empresas de m-commerce suelen cometer y cómo pueden resolverse, Direct Commerce ha repasado los 10 erroes más comunes en la creación de páginas de comercio móvil.

1. No hacerlo de verdad
Muchas tiendas digitales fracasan a la hora de convertir una visita en una venta. De hecho, muchas de ellas fracasan porque no se han preocupado en incluir una función para hacer las transacciones en la versión móvil o, peor todavía, no han creado una página móvil adaptada, haciendo que los consumidores se peleen con una página diseñada para ordenador.

2. No entender las necesidades de los usuarios móviles
Hay que entender el contexto de los usuarios, quién son, dónde están, qué hacen y qué quieren. Igual que en el diseño de un site de e-commerce es importante mantener las tareas sencillas, en el comercio móvil se hace básico, ya que las necesidades de los consumidores móviles suelen ser sobre la marca y diferentes a las que tienen sentados en el sofá de su casa. Por eso no hay que tener miedo a quitar contenido e incluso funciones que existen en la versión de escritorio.

3. Hacer un check-out demasiado complejo
Amazon puede ser un ejemplo del que aprender en este sentido: la opción de compra “one-click”, un check-out sencillo y rápido que hace más fácil la transacción al consumidor. Con demasiados pasos y demasiadas cosas que rellenar, es muy posible que el consumidor opte por abandonar la compra, especialmente si está comprando desde su móvil, donde la paciencia y la conectividad son un bien escaso.

4. Problemas de seguridad
La seguridad es una de las principales barreras a la hora de comprar a través del móvil, y es que muchos usuarios no se sienten a salvo. Pero lo mismo ocurría cuando empezó a despegar el e-commerce, y ahora pocas personas no optan por comprar desde el ordenador. Es obligación de desarrolladores y tiendas de m-commerce hacer que los usuarios se sientan seguros, y para ello puede ayudar incluir logos de seguridad, o sistemas de pago en los que se confía, o incluso sistemas de pago “one-click” para consumidores antiguos para que no tengan que introducir su número de tarjeta.

5. Construir una app que no necesitas
Si no eres Amazon, o eBay, o tienes una base de clientes enorme, lo más probable es que no necesites una aplicación de m-commerce. Además, las aplicaciones tienen que ser multiplataforma, lo que supone aumentar el coste de su desarrollo. Por eso, normalmente suele ser más efectivo crear un site que se adapte y repriorice los contenidos en función del dispositivo y la pantalla desde el que se accedea.

6. Mala navegación
Con pantallas más pequeñas, hay menos espacio disponible, por lo que navegar por un site móvil es bastante más complejo que en un ordenador. Por eso, puede ser un error enorme tratar de hacer que los usuarios estén buscando por toda la página, en lugar de hacer que los servicios se vean a simple vista.

7. Mala presentación del producto
Hacer que tu site sea reconocible y familiar en todos los dispositivos es perfecto, pero no adaptarlo a los requerimientos del móvil puede tener muchas desventajas, como hacer que las imágenes se desconfiguren o aparezcan donde no deben, y no poder mostrar bien así tu producto.

8. Ignorar el email
La relación entre una oferta por correo electrónico y una compra online tiende a ser más fuerte en el móvil que en el ordenador. El correo electrónico tiene una función muy importante en el móvil y para el 88% de los usuarios consultar el email es la primera actividad diaria por la mañana. Por eso, hay que incluir estrategias de email marketing cuando se desarrolla una estrategia de m-commerce.

9. Ignorar las redes sociales
Las redes sociales son la otra función básica en los móviles. La mayoría de los teléfonos permiten utilizarlas prácticamente de la misma forma que en el ordenador, y por eso los sites móviles tienen que poder compartirse. Además, no hay que olvidar la presencia en redes sociales como Facebook y Twitter e, incluso, integrar funciones como Facebook Connect en la versión móvil para que los usuarios puedan compartir su experiencia de forma sencilla.

10. Quedarse de brazos cruzados
El m-commerce está creciendo a un ritmo trepidante y próximamente veremos nuevos desarrollos, innovaciones y mejoras en el diseño para móviles. Pero esto significa también que se puede medir la efectividad de forma más precisa y mejorar constantemente.

 

YouTube, el trampolín a la fama de la nueva generación 2.0AnteriorSigueinteM. Lévy (Publicis): "De la mala imagen de Europa tienen la culpa los políticos y los medios, pero también las agencias de publicidad"

Contenido patrocinado