Checklists

10 razones por las que sus vídeos no son virales

viralvideosLos vídeos virales se difunden como la pólvora en la red de redes y lograr captar la atención de millones de internautas procedentes de todos los rincones del planeta. Pero, ¿se traducen estos vídeos en dinero contante y sonante para las marcas que están detrás de este tipo de vídeos? No siempre, sobre todo si esos vídeos fracasan a la hora de conectar con el público objetivo de la marca.

Sin embargo, e independientemente de si el viral atrae o no la atención del público objetivo de la marca, lograr que el vídeo en cuestión sea visto por millones de personas en todo el mundo es demasiado tentador para algunas empresas, que no dudan rascarse el bolsillo en fabricar virales "como churros". Pero, ¿por qué tanto esfuerzo cae a veces en saco roto? Social Media Today enumera a continuación algunas posibles razones:

1. Su público objetivo es demasiado pequeño. Si las únicas personas interesadas en su vídeo son sus padres, no espere miles y miles de visitas.

2. No ha optimizado el vídeo para los buscadores. No se olvide de que los motores de búsqueda no “leen” los vídeos. Por eso, preocúpese de añadir textos y palabras claves adecuadas a sus vídeos con pretensiones virales.

3. Sus vídeos no satisfacen ninguna necesidad. La chispa de la viralidad se prende cuando la gente comparte contenido con otras personas. Si su vídeo no merece la pena ser compartido, no conseguirá nunca convertirse en viral.

4. Su campaña de promoción del vídeo no funciona. ¿Por qué? Probablemente porque tampoco se había planteado antes que tenía que hacer este tipo de promoción. ¡No se engañe! La red de redes es muy grande y, para hacerse oír entre la multitud, su vídeo necesita un “empujoncito” en forma de promoción.

5. Su vídeo es demasiado largo. Tenga en cuenta que en internet el tiempo es oro y que al internauta no le gusta que le roben su precioso tiempo de manera injustificada. Intente que sus vídeos no duren nunca más de 4 minutos para maximizar su alcance.

6. Sus vídeos son aburridos. Es cierto que hay determinados temas que es casi imposible convertir en divertidos, pero hay al menos que intentarlo.

7. Simplemente tiene mala suerte. Hay en realidad más probabilidades de ganar la lotería o de ser alcanzado por un rayo que de lograr que un vídeo sea viral. Cuando se propone crear un vídeo viral, está desafiando en realidad al azar.

8. No cuenta con el respaldo de un “gurú” de los social media. Los “gurús” no obran milagros, pero ayudan a que a que estos se transformen en realidades. Si cree que necesita un “gurú”, quizás debería leer de nuevo el punto número 4 de esta lista.

9. En su vídeo no hay gatos ni bebés bailarines. Es triste, pero ésta es la realidad: cuanto más “mono” y gracioso sea su vídeo, mejor. Lo terrorífico y lo horripilante también funciona a la hora de “cocinar” virales, pero ¿está seguro de quiere asociar su marca a este tipo de valores?

10. No está haciendo ni publicando vídeos. Si quiere fabricar vídeos virales, póngase primero manos a la obra.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir