líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

35 deliciosos bocados de relaciones públicas

Redacción

Escrito por Redacción

Como muchas otras profesiones, el arte de las relaciones públicas no se aprende tanto en las escuelas como en la vida real. Es en el trabajo del día a día donde los profesionales de esta disciplina aprenden a desarrollar «callo» para lidiar con los clientes y los periodistas, sus principales caballos de batalla. Para ayudar a los relaciones públicas «novatos» a familiarizarse con los claroscuros de la profesión, Mynt Public Relations propone los siguientes consejos de expertos:

1. «KISS» (Keep it Simple Stupid) es tu lema. ¡Hazlo siple, estúpido!
2. A menos que estés promocionando un evento que tenga lugar durante el fin de semana o quieras dar por enterrada la historia antes de tiempo, no envíes nunca notas de prensa los viernes.
3. Recuerda que la información es una moneda de cambio.
4. Destaca y hazte notar a toda costa. Sé más grande, más colorido y más misterioso que las insípidas y tímidas masas.
5. No hay una manera correcta de conseguir resultados. Tienes que imaginar lo que funcionará para ti en cada caso concreto y ser siempre creativo.
6. No dejes que tu ego se interponga en tu camino.
7. El mundo de las relaciones públicas es un mundo pequeño, así que no derribes puentes.
8. Cuando estés en una reunión con un cliente, di una cosa inteligente y haz una pregunta inteligente.
9. Muéstrate siempre cortés con los clientes y los periodistas, sobre todo por teléfono.
10. Hazte propietario de tu propio trabajo.
11. Sé un narrador de historias, no un vendedor. Tan pronto como los periodistas notan el tufo de las ventas, arrojan tu nota de prensa a la basura.
12. No dejes que sean otras personas las que cuenten al mundo lo magnífico que eres. Recuerda que tú eres tu mejor “cheerleader”.
13. Recuerda que ayudar a tu cliente a desarrollar un nuevo negocio es siempre una ventaja, sobre todo en tiempos de crisis.
14. Las relaciones públicas son relaciones públicas, no emergencias.
15. Adapta tu mensaje a la audiencia adecuada y no te olvides de dar las gracias a quién te responde.
16. Cuando suceda algo, las primeras preguntas que debes hacerte son: “¿A quién necesito contárselo?” y “¿A quién necesito dar las gracias?”.
17. Cuando escribas, procura no irte por las ramas.
18. Antes de enviarlos, revisa siempre tus textos, a ser posible por alguien que no seas tú. Cuatro ojos ven más que dos.
19. Escucha antes de hablar.
20. Ten en cuenta que la historia está detrás de la historia.
21. Cuenta tu historia y cuéntala rápido.
22. Las relaciones son el epicentro de todo y se construyen cuando eres útil para los demás, no cuando molestas.
23. Cuando vendas tu empresa a un periodista, hazlo como si estuvieras escribiendo la historia para el medio en el que éste trabaja.
24. Lee, lee y lee. La mejor manera de ser un buen consultor estratégico para tus clientes es invertir parte de tu tiempo leyendo sobre lo que está sucediendo en el mundo.
25. No te enzarces en discusiones estúpidas.
26. Las relaciones públicas no son un ejercicio de despiste. Su objetivo es contar bien la verdad.
27. Toca tu propia bocina porque nadie más lo hará por ti.
28. Tómate la molestia de conocer a tu cliente antes de hacer relaciones públicas para él.
29. Recuerda que las relaciones públicas son cosas muy diferentes para personas muy diferentes.
30. Sólo porque alguien te haga una pregunta no quiere decir que debas responder.
31. Las cosas van a ir mal y la gente te va a culpar a ti. Tienes simplemente que aceptarlo, disculparte y aprender de ello para la próxima vez.
32. El principal ingrediente de las relaciones públicas es el empeño, la capacidad y el deseo de vender apasionadamente una historia a los medios en cualquier momento con el punto de vista adecuado, el mensaje adecuado y la actitud adecuada.
33. Cuenta la verdad más rápido.
34. No digas nada (on y off the record) de lo que te arrepentirías si lo vieras después publicado.
35. No dejes que los demás te vean sudar.

 

La televisión es cada vez más vulnerable en el cambiante panorama mediático a nivel mundial, según Pew ResearchAnteriorSigueinteTwitter, e-mail o teléfono: ¿cuál es el mejor medio para contactar con los usuarios?

Contenido patrocinado