Checklists

43 señales de que tu estrategia 2.0 no está funcionando

Para triunfar en los social media, no basta con saberlo todo sobre herramientas sociales o tener muchos fans. Es la habilidad para entender el ecosistema 2.0 y el tipo de conversaciones que se desarrollan en este nuevo hábitat la que determina a menudo el éxito o el fracaso de una estrategia de social media marketing. Las herramientas son sólo un medio y lo más importante es la manera en que se utiliza dicho medio. Para aclarar posibles dudas, el portal Social Media Today recopila en clave de humor 43 señales que indican que las estrategias 2.0 de profesionales del social media marketing necesitan un “lavado de cara”:

1. No sabes qué es el ROI.
2. Evitas a toda costa debatir sobre el ROI con tus clientes.
3. Intentas evitar a clientes que saben lo que es el ROI.
4. No puedes recordar la última vez que generaste un “lead” online.
5. El 95% de tus “leads” proceden de tus amigos y conocidos.
6. No sabes lo que es un cliente fiel.
7. No puedes entender porque otras agencias están empleando tiempo en planes y objetivos. ¿Por qué no se limitan a publicar mensajes en Facebook y en Twitter para sus clientes?
8. No entiendes por qué otras agencias cobran a sus clientes 99 dólares al mes por su trabajo si sólo twittean y al fin y al cabo los tweets son gratis.
9. Crees que los fideos japoneses con gambas son una comida gourmet.
10. No puedes entender cómo tienes un índice 65 en Klout y sin embargo no tienes clientes.
11. Ninguno de tus clientes genera “leads” online.
12. Estás pagando 19,99 dólares al mes a un proveedor de correo electrónico, pero nunca te has tomado la molestia de enviar un mail a tu lista.
13. No sabes qué es el embudo de conversión de las ventas.
14. No has obtenido nunca un margen positivo de ventas.
15. Has recurrido a trabajar gratis para mantenerte ocupado.
16. Tienes 500 fans en la página de tu empresa en Facebook pero no conoces a ninguno de ellos porque nunca te hablan.
17. Crees que tus fans en Facebook tienen algún tipo de “tara” puesto que nunca hablan contigo.
18. Tienes un blog pero sólo lo actualizas cada tres meses.
19. Has recurrido a tu hijo y su mejor amigo para que se encarguen de retwittear tu contenido.
20. Has sobornado a tu abuela y tu tía para que se conecten a Facebook una vez a la semana y hagan clic al botón “me gusta” en todo lo que publicas en tu página de fans.
21. Podrías twittear con los ojos cerrados mientras cantas en el karaoke, pero no puedes pagar tu alquiler.
22. El 95% de tus clientes están emparentados contigo o bien son tus mejores amigos.
23. No sabes lo que es generar un “lead” con un presupuesto.
24. Las webs de tus clientes no generan embudos de conversión de ventas.
25. Sabes twittear y pensabas que eso sería suficiente para triunfar.
26. No sabías que tenías que hablar con tus fans después de que éstos hicieran clic al botón “me gusta”. ¿Por qué no se limitan a comprar algo?
27. No te habías dado cuenta de que en Twitter es importante a seguir a usuarios “con prestigio”.
28. Tu mayor logro hasta ahora ha sido convertirte en alcalde de Merchant Circle y ganar un solar de varios acres en Farmville.
29. Tienes 2.000 seguidores, pero te resulta casi imposible lograr un retweet.
30. Oyes a la gente hablar continuamente sobre contenido, pero tú no tienes ninguno.
31. Tienes pesadillas cada vez que piensas que tus clientes te van a pedir informes de Google Analytics.
32. Tienes ganas de llorar cada vez que comparas el tráfico de tu web con el de tus directos competidores y te das cuenta de que éstos lo cuadriplican.
33. Crees que una puntuación de 1.000.000 en Alexa es algo positivo. Cuanto más arriba, mejor, ¿no es así?
34. No entiendes por qué tantos blogueros tienen formularios de suscripción en sus páginas de inicio.
35. Echas un vistazo al timeline de tu perfil en Twitter y te das cuenta de ninguno de los tweets con verdadero valor añadido han sido publicados por ti.
36. Sigues contento con tener una puntación de 65 en Klout.
37. Estás considerando seriamente conseguir un trabajo real, ya que tu subsidio de desempleo está a punto de agotarse.
38. No has cambiado ni actualizado el contenido de tu web en un año. Estabas demasiado ocupado atendiendo a tus cientos de seguidores.
39. A tus amigos y conocidos les encanta el título de “gurú” en tu tarjeta de visita.
40. Crees que es increíble conseguir tantas comidas gratis con clientes potenciales gracias a tu título de “gurú”. ¡Lástima que no puedan pagar por tus servicios!
41. No entiendes por qué la gente invierte tanto dinero en su marca. ¿A quién le importa si todos los colores son iguales? Al fin y al cabo, en los social media la verdadera protagonista es la conversación.
42. Crees que no es importante tener ROI, “leads” o embudos de conversión de ventas, puesto que la gente que te rodea tampoco los tiene.
43. Sigues sin saber lo que es el ROI, pero piensas que ya es hora de adivinarlo.

Te recomendamos

ATRESMEDIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

trident

Compartir