líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

5 consejos para lograr que los dos hemisferios de su cerebro "marketero" hagan las paces

Saber elegir entre el lado más creativo o el dato más matemático se ha conviertido en la pieza clave del éxito publicitario. El futuro del marketing es la unión de ambas, la convergencia de la intención y del contenido.

La intención es el dato que nos ayuda a comprender a nuestros clientes y que, más tarde, nos permite enviarles mensajes casi en tiempo real. Por otro lado, el contenido viene determinado por las ofertas que se ponen delante justo en el momento y en el canal correcto.

La combinación de ambos ingredientes nos ayudará, no sólo a vender más, sino a conseguir una mayor satisfacción del cliente. En un mundo socialmente conectado las empresas que ofrecen la mejor experiencia de los clientes son las que al final consiguen mayores ingresos.

Está claro que los clientes tienen son los que mandan y toman las decisiones, pero esto no significa que los vendedores no puedan participar y animarles a lo largo de sus rutas. A continuación, y de la mano de ClickZ, les dejamos 5 pautas esenciales para conseguir el equilibrio entre la parte matemática y la locura creativa.

1. Construir una visión unificada de las perspectivas y de los clientes. Esto consiste en entender cuál es la razón que impulsa la conducta de los consumidores. Conocer lo que los clientes compran, el perfil, el estado de ánimo, el canal o incluso el momento de las transacciones.

2. Participar a través del correo electrónico, los canales tradicionales, digitales, móviles y sociales. Aquí es donde la tecnología avanzada se puede convertir en el gran amigo de la marca. Además, esto no sólo permite seguir la participación del cliente en todos los canales, sino también entender y pedir el compromiso de los clientes.

3. Respetar las preferencias a través de los diferentes canales y dejar que las necesidades del abonado definan la comunicación de canal. Esto es siempre un reto ya que siempre existirá la duda de si se puede realmente poner al cliente en primer lugar en la divulgación comercial.

4. Fortalecer las relaciones optimizando la comunicación en la etapa de vida. Siempre existe una línea que da miedo cruzar, pero ser capaz de anticiparse a las necesidades del cliente y a su perspectiva es una forma de conseguir su lealtad.

5. Ser el administrador de los datos de los consumidores en su organización. La privacidad es una pieza fundamental para conseguir la confianza de los consumidores. Se trata de una colaboración con jurídicos, operaciones y equipos de aislamiento, pero finalmente debe ser el departamento de marketing, el que tiene que poseer la administración y la protección de los datos de los consumidores.

 

La televisión y la interactividad toman las riendas del futuro, dejando atrás al cine y a la publicidad tradicional AnteriorSigueinteLas ventas de los 8 periódicos generalistas con mayor tirada caen un 12% con respecto al año anterior

Noticias recomendadas