líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

5 grandes marcas que encontraron su propia voz en las redes sociales

Ya no cabe duda de que las redes sociales son plataformas para la conexión personal y el diálogo, una realidad que ha sido más que desafiante para demasiadas empresas que no estaban acostumbradas a hablar con sus clientes en un tono de conversación. Pero con el tiempo, unas mejor y otras peor, las empresas han ido creando sus perfiles en Facebook, Twitter o cualquier otra red social y buscando su propia voz de marca en este nuevo entorno social.

Para entender mejor cómo se busca una voz propia en los social media, Mashable ha hablado con algunas de las voces corporativas más importantes de Twitter. Cada una ha seguido un camino distinto, pero el objetivo siempre era el mismo: identificar y transmitir la voz de la marca en las redes sociales.

1. Tory Burch
La diseñadora de moda Tory Burch es de las pocas que hablan en representación de su marca en las redes sociales. Poco a poco, Tory se fue dando cuenta de que las redes sociales no deben funcionar tanto como un conducto para que las marcas lancen sus mensajes de marketing y más como un lugar para comentarios en un momento determinado, a la ligera, que son mucho más atractivos, y compartir experiencias personales.

En seguida, Burch vio cómo Twitter también era un canal de demanda, y empezó a desarrollar un trabajo de social media con un equipo de dos personas a través de distintas plataformas. Aunque en cada una de ellas se trata de que el contenido sea distinto, el equipo trabaja para que todos se mantengan en la línea de Burch, de su voz y de su visión personal.

2. DKNY PR GIRL
Las marcas que no han podido aprovechar la voz propia de sus directivos han tenido que desarrollar otras tácticas, como es el caso de DKNY PR GIRL, una de las personalidades más únicas de la red, y que no está integrada en el departamento de relaciones públicas, sino que está dirigida por Aliza Licht, vicepresidenta de comunicaciones globales de Donna Karan International.

La cuenta, en Twitter y Tumblr, es una de las más prolíficas y participativas. Se responde a todas las quejas, preguntas o halagos, además de que tratan de ofrecer una idea de lo que se vive en el día a día de las oficinas de Donna Karan y en el propio negocio de las relaciones públicas. El hecho de que se denomine DKNY PR GIRL trata de resaltar el hecho de que el objetivo es dar a conocer la marca y sus operaciones. “Compartir lo que está detrás de las relaciones públicas convierte a todo el mundo en una mosca en la pared de Donna Karan”, explicaba Licht.

Al mismo tiempo, DKNY PR GIRL nació como un personaje, un avatar de Licht, “pero en cuanto empecé a twittear, me di cuenta de que Twitter era una conversación y la voz tenía que ser consistente. Naturalmente, la gente empezó a darse cuenta de que DKNY PR GIRL era, de hecho, una chica, pero nunca importó quién era la persona, lo que importaba eran la personalidad y el contenido».

3. Kate Spade
Igual que en el cado de DKNY, Kate Spade trató de desarrollar una persona para la marca en las redes sociales, pero con un aspecto más anónimo. “Tomamos muchas ideas al principio”, aseguraba John Jannuzzi, antiguo director de social media para la marca y actual responsable de de las redes sociales para la revista Lucky.

Al principio, los mensajes de @katespadeny los escribían los visitantes de la tienda física. Pero, con el tiempo, tratando de editar y programar los tweets que se iban publicando se dieron cuenta de que los usuarios que más respondían eran los clientes de la marca. Poco después, dieron vida a Kate Spade, la mujer, que hacía check-ins en el MoMA o en los restaurantes más chics de la ciudad, se hacía fotos en el central park y mantenía conversaciones divertidas y alegres con sus seguidores.

4. Revista Lucky
Janucci tuvo que plantear la estrategia de Lucky desde otro punto de vista. “La marca Lucky es todo de compras. Los directores son expertos de mercado y los escritores lo saben todo sobre dónde comprar qué y a qué hora…por lo que nos posicionamos como una autoridad en las compras y tratamos de llevar esa naturaleza obsesiva de las compras a través de lo social todo lo que podemos”, explicó. El resultado es un feed en el que se combinan links para generar tráfico a luckymag.com con imágenes y posts y preguntas a los seguidores para mantener la conversación en un tono participativo.

5. Revista Esquire
Igual que Lucky, la revista Esquire ha tenido que adaptar su estrategia editoial y su tono a las redes sociales. Algo en lo que es clave, según explicó Matt Sullivan, el director de la web y responsable de muchas de las comunicaciones de Esquire en Twitter, que se cree una única voz de la institución en las redes sociales controlada por un verdadero jefe de redacción, y no alguien del departamento de marketing.

La voz de Esquire en Twitter ha logrado mantenerse acorde con la revista: inteligente y autoritario, pero sin tomarse la vida muy en serio. Los artículos se publican en un formato titular-link y suelen ser descriptivos. “El tráfico está bien, pero la conversación con el lector es mejor. Un feed de RSS glorificado es una pérdida de tiempo” explicó Sullivan.

FICOD 2011: la industria de contenidos digitales facturó 9.125 millones en 2010, un 14,1% másAnteriorSigueinteÁlvaro del Castillo (TAPTAP): "El 'año del móvil' es una falacia"

Noticias recomendadas