líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

5 maneras de convertir la publicidad en persuasión

ChecklistsHombre con megáfono señalando a la derecha

5 formas de hacer publicidad persuasiva

5 maneras de convertir la publicidad en persuasión

Descubre el top 5 de maneras de convertir la publicidad en persuasión. Más recursos y estrategias de la publicidad aquí

El objetivo de toda campaña publicitaria es la persuasión. Los anuncios están diseñados para que las personas emprendan algún tipo de acción, ya sea comprar un producto o votar a un político. En todas las campañas publicitarias, hay elementos persuasivos que puede construirse utilizando diferentes técnicas.

Algunas de ellas son muy sutiles, otras son más directas. eHow enumera a continuación las principales técnicas de persuasión utilizadas por la publicidad:

1. La belleza y el sexo

Una las técnicas de persuasión más utilizadas por la publicidad es la asociación de un producto o una idea con la belleza y la sexualidad. El sexo es un innegable “gancho” para atrapar el consumidor. Y también los anuncios que convencen al cliente del efecto “embellecedor” de un determinado producto se ganan con facilidad el favor del público.

2. La afinidad

Los consumidores están más predispuestos a comprar productos hacia los cuales sienten cierta afinidad. La afinidad en la publicidad puede construirse de múltiples formas: asociando un producto con determinados valores familiares o vendiéndolo exclusivamente a determinadas “élites”. El objetivo es que el consumidor sienta que el producto promocionado está creado a su imagen y semejanza.

3. La persuasión indirecta

La persuasión indirecta crea una asociación entre una situación y un producto donde en realidad no hay una asociación directa. Un anuncio de un detergente puede, por ejemplo, hacer creer al consumidor que la utilización de dicho detergente tendrá un efecto benéfico sobre su vida familiar. Sin embargo, no hay evidentemente conexión directa entre la vida familiar y la utilización de un determinado detergente.

4. Los testimonios

Los testimonios tanto de celebridades como de consumidores “corrientes” se utilizan en la publicidad para despertar la atención del cliente y ganarse a su vez su confianza. Cuando una persona “real” asegura que un determinado producto tiene valor, se genera en el público un sentimiento de credibilidad hacia ese producto.

5. La información

La información, ya sea en forma de datos, cifras o estadísticas, se emplea en la publicidad para convencer al consumidor de la credibilidad del producto promocionado. En algunos casos, tiene valor real, pero en otros casos es una manera de camuflar la publicidad con la información periodística.

Palabra Ready

La conclusión es que persuasión y publicidad van de la mano, ya que la finalidad es convencer al receptor a través de un argumento racional y provocar en él una acción. Para conseguirlo, también debemos mencionar algunas técnicas efectivas que convierten algo básico en una necesidad inherente.

  • Influjo subliminal: Técnicas penadas por la ley por el abuso manipulado de la  voluntad del usuario al hacer que actúe de manera inconsciente.
  • Técnica por imitación: El consumidor quiere parecerse a sus líderes o referentes, es decir, aquellas personas que tienen cierta influencia en su comportamiento. Por ello, el producto o servicio se relaciona con estas personalidades, relevantes para nuestro cliente.
  • Técnica por comparación: La ley prohíbe hacer atacas públicos a la competencia directa de una marca, pero esto no frena a las marcas a la hora de entrar en una batalla de impacto. Así, aunque no se mencione a empresas o productos concretos, se puede hacer sin concretar ni dirigir un ataque directo, dejando fluir la imaginación de nuestro consumidor.
  • Experiencia a largo plazo: El producto o servicio que publicitemos deberá hacer hincapié en los resultados de su elección, es decir, demostrar al consumidor lo que logrará con nuestra marca antes de vendérsela.
  • Demostración: Técnica empleada especialmente en los anuncios de alimentos. La acción llevada a cabo es mostrar mediante imágenes o vídeos el resultado final de nuestro producto (mermelada en una tostada o queso derretido en una hamburguesa).
  • Situaciones reales: El consumidor se ha cansado de observar un mundo utópico lleno de felicidad alrededor de nuestros productos. Por eso, es recomendable mostrarle una realidad palpable para demostrar cercanía y alcance.
  • Originalidad: Este concepto es necesario a la hora de diferenciarnos de la competencia. Es bueno recalcar sobre las características de la marca, producto o servicio, dejando atrás otros temas como la promoción del mismo.

Sin duda, la persuasión es uno de los conceptos más perseguidos por los profesionales. Si quieres saber más acerca de este tipo de estrategias, te recomendamos nuestro post sobre los principios del marketing persuasivo y las técnicas publicitarias para crear anuncios interesantes.

 

¿Cómo serán las audiencias televisivas de los Juegos Olímpicos más digitales de la historia?AnteriorSigueinteEl marketing con propósito para crear relaciones sostenibles y duraderas

Noticias recomendadas